es necesario recuperar la memoria

Es un domingo tranquilo, de esos en los que estás descansado, de los que te levantas a las siete y media de la mañana sonriente y con la sola pretensión de desayunar tranquilamente en una cafetería mientras lees la prensa en papel, sin prisas, sin clicar los enlaces a las noticias, pasando las hojas mientras el té infusiona su hoja en la taza. El desayuno no es todo lo tranquilo que deseo. La XXXII Media Maratón de Iruñea sale a pocos metros de la cafetería en poco más de una hora y una avalancha de corredores llena el local para tomarse un último café, visitar al baño para quitarse los nervios y hablar de tiempos, calentamientos y tramos de la carrera. No es un ambiente tranquilo, pero tampoco me importa. Es una gozada ver una Iruñea tan vital el domingo por la mañana, y lo reconozco, con bastante envidia, me da por tocarme la rodilla izquierda, tan machacada después de diecisiete años de dantzas, saltos, entresakas y cabriolas y me hago la promesa de visitar a un amigo fisio para que me de unos consejos que me permitan empezar a correr, sin mayor pretensión que dar una vuelta por la Media Luna. Entre las voces de los corredores logro leer la entrevista que el Noticias hace a José Miguel Nuin y aunque hay aspectos en los que no coincido hay muchos otros pensamientos que son coincidentes y me alegro. Esas son las coincidencias en las que hay que ahondar para hacer posible ese cambio político, económico y social que necesita Nafarroa.

viudas de navarra

Pasando las hojas del periódico llego a cultura y leo a María Bayo diciendo que la cultura es lo único que nos queda y sonrío porque la cultura, querida María, es lo primero que siempre nos van a intentar despojar, porque un Pueblo sin cultura es un Pueblo sumido, es un Pueblo sin capacidad de pensamiento y es un Pueblo dormido. Por eso, María, tenemos que seguir sacando la cultura a la calle, y expresando nuestra cultura, la que tenemos cada uno y cada una dentro, y seguir leyendo, disfrutando del teatro y volviendo a maravillarnos con Don Giovanni cuando canta eso de È aperto a tutti quanti, Viva la libertà! (Está abierto a todo el mundo, Viva la libertad!). Y con el aria en mi mente llego al artículo que habla del nuevo trabajo de Miguel Sánchez Ostiz, El Escarmiento, una novela que trata sobre la obsesión de Mola, el golpista y asesino, en dar a los vascos un Escarmiento, con mayúsculas, una medida que tenga igual dimensión que el odio que nos tuvo el matón de Franco. La novela relata la preparación de ese Escarmiento, preparación en la que ese hombre, que al decir de quienes le conocieron solo pensaba en matar, tuvo la ayuda de diferentes personas, militares y civiles, entre ellos, ¡cómo no!, el entonces director del Diario de Navarra, Raimundo García “Garcilaso”. Pero nos habla no solo de los preparativos si no de las consecuencias de aquéllas acciones ejecutadas bajo la orden de “se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta…”

Se lamenta Sánchez Ostiz de que quizás sea tarde para recuperar la memoria que nos lleve hacia la verdad (seguramente parte de ella), a hacer justicia y a ofrecer reparación. Nunca es tarde para eso. Quizás estén desapareciendo los testigos directos de aquellas cunetas y de esa tumbas anónimas que van tomando el nombre de los fusilados, pero no es tarde para ir sacando a la luz el horror de aquéllos días y de los que vinieron. Y buen ejemplo es la novela de Sánchez Ostiz.  Las consecuencias, en cambio están presentes hoy en día, desde las paredes de Diputación con una laureada todavía presente hasta los nombres de calles y plazas, escuelas, placas en cementerio y paredes de iglesias glorificando aquella cruzada contra la libertad. Las consecuencias son el día a día de Nafarroa. No hay más que ver quiénes siguen gobernando y robando desde sus sillones y cuál es el periódico que, a veces desde la sombra y otras veces somando sus fauces rabiosas, sigue dibujando con trazo grueso el pensamiento político de los herederos de Mola. El futuro hay que escribirlo pensando en la convivencia que tenemos que construir, pero esa convivencia tendrá que estar basada en la verdad, la justicia y la reparación. El olvido no puede ser base de esa convivencia.

Salgo de la cafetería y vuelvo a sonreír. La Media Maratón de Iruñea sale y de los altavoces del coche que abre la carrera sale a todo volumen la canción de Vendetta titulada Gora Iruñea! ¡Iruñea, despierta, hay mucho por hacer!

Written by dslegi

Bizitza aurrera eramaten, Iruñea nire zaletasuna, euskara nire ametsa, Euskal Herria oraingoa eta etorkizunean. Mucho por decir y todo por escuchar.

2 comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo con esta reflexión. Hay que recuperar la memoria, es algo necesario. Pero visto lo visto, creo, es mi humilde opinión, que es prácticamente imposible. U.P.N. no quiere ni escuchar hablar de lo que fue el genocidio franquista. Situación que no me sorprende lo más mínimo. Lo que me irrita mucho más es la posición que toma el P.S.N. Dice Jimenez que se siente orgulloso de su carnet de militante. Y se queda tan ancho. Como si no existiesen las hemerotecas. ¿Cuantos militantes socialistas fueron asesinados en Nafarroa? Creo que unos cuantos.

    En Carcar fueron 63 los asesinados. La inmensa mayoría eran sindicalistas de U.G.T y de la C.N.T. En el año 2011 la Asociación Cultural de Republicanos de Carcar, propuso en el pleno del ayuntamiento reconocer a esos 63 asesinados del pueblo, colocando un par de placas en el consistorio. Esta propuesta se voto en el pleno y no salio gracias a los votos en contra de U.P.N. y el P.S.N. Y aquella no era la primera vez que vetaban un homenaje de estas características.

    Que ahora salga a la palestra el sr. Jimenez, con su cara de cemento portland, a decir que se siente orgulloso de su militancia tiene huev….

    Me gusta

    1. Epa Mikel, muchas gracias por tu comentario. La memoria la tiene que recuperar el pueblo y, afortunadamente, éste siempre va por delante de los partidos e instituciones. Es necesario seguir recogiendo esos elementos que nos ayuden a recuperar la memoria y, por otro lado, es totalmente necesario que esa memoria tenga elementos que nos ayuden a recordar lo sucedido diariamente, en forma de placas, en forma de actos de homenaje, en forma de libros, da igual, pero que nos sirvan para no olvidar lo que intentaron esconder durante tanto tiempo. El caso de los partidos políticos es diferente. Tienen una labor muy importante que hacer y, de hecho, alguno ya la están realizando. Los que pretendan construir la convivencia necesaria en base a un olvido o un falso respeto, bajo la frase “es mejor no remover”, se confunden totalmente y será la ciudadanía quien decida qué hacer con ellos. No se trata de revancha, se trata de no olvidar, de conocer la verdad, de que se haga justicia y se proceda a la reparación necesaria.

      Lo dicho, eskerrik asko Mikel.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s