para cambiar el mundo, hay que empezar por ti mismo

No es nuevo el mensaje que encierra el título de esta entrada. No, no lo es. Pero es como si lo fuese, porque desgraciadamente se nos olvida con mucha facilidad. A veces nos empeñamos en querer cambiar grandes cosas sin trabajar por cambiar las más cercanas. Queremos la paz y la harmonía en el mundo mientras utilizamos cualquier excusa para discutir con los más cercanos. Abogamos por cuidar el medioambiente mundial y a la vez  no cuidamos nuestra propia tierra. Queremos un reparto más equitativo de la riqueza y mientras tanto caemos en la rueda del consumo.

Solo hay una manera de poder cambiar el mundo y es la de practicar la compasión contigo mismo, contigo misma y con los demás. El altruismo, el amor y la compasión son beneficiosos para quien los practica, pero también para los que están al lado nuestra. Si somos felices haremos felices a los demás.

Esta es la maravillosa enseñanza que el monje Matthieu Ricard nos ofrece en el siguiente vídeo:

Written by dslegi

Bizitza aurrera eramaten, Iruñea nire zaletasuna, euskara nire ametsa, Euskal Herria oraingoa eta etorkizunean. Mucho por decir y todo por escuchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s