un Shakespeare de New Jersey

El bueno de Shakespeare no hizo más que plasmar la historia del mundo, que se repite en cada momento, en cada lugar y en cada persona. Lo hizo como poca gente lo sabe hacer, relatando esas traiciones, esos amores y esos sentimientos como si los estuviese inventando él mismo y siendo capaz de hacernos sentir protagonistas de esos relatos, pasados cuatro siglos de su muerte. En este domingo gris, en el que para dar color a la mañana me he puesto a limpiar como un descosido, elijo a Bruce Springsteen de banda sonora dominical y escucho la historia de Jhonny el español y Jane la portorriqueña, que como Romeo y Julieta fueron prisioneros de unas emociones que siempre se tornan dramáticas, sin remedio. A Jhonny, que va de duro por la vida, el que ha vendido su amor muchas veces para seguir adelante, quien lo conoce un poco sabe que tras la fachada está un chico sensible como pocos. Jane también lo sabe, pero disimula, incluso con las traiciones del chico, y sigue soñando con esa tierra prometida que Springsteen nos canta desde hace más de cuarenta años. Pasaremos el domingo y tal vez caminemos hasta el amanecer con el de New Jersey susurrándonos a la espalda.

“Goodnight, it’s all tight, Jane

I’ll meet you tomorrow night on Lover’s Lane

We may find it out on the street tonight, baby

Or we may walk until the daylight, maybe”

Written by dslegi

Bizitza aurrera eramaten, Iruñea nire zaletasuna, euskara nire ametsa, Euskal Herria oraingoa eta etorkizunean. Mucho por decir y todo por escuchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s