frío, una sonrisa y la belleza de la mañana

Image by Matthew Landers

No sin cierta pereza, he salido a la calle abrigado hasta las orejas. En estos tiempos en que, quién más, quién menos, se cree experto en meteorología, habían anunciado insistentemente un frío glacial para la jornada. Y al poner el pie en la calle he pensado que no era para tanto. Avanzando he saludado a un vecino que con cara helada caminaba por la manzana siguiente y me ha sonreído. Y la verdad es que, hoy en día, en este mundo en que cada cual vamos a lo nuestro, que un vecino con el que te conoces escasamente de vista, salga de su estado polar para sonreirte de par de mañana, se agradece. Cada día estoy más convencido de que si sonriésemos algo más, el discurrir de la vida, a pequeña y gran escala, sería diferente. He salido a la avenida y es entonces cuando he certificado que la temperatura era muy baja. He empezado a sentir, a pesar de los guantes y abrigo, ese frío que es como una roca gris de alta montaña, dura, cortante y con aristas. Los ojos han comenzado a llorar y de repente, conforme iba avanzando, he mirado hacia el horizonte, y allí, como todos los días, han aparecido las torres de la vieja ciudad, centinelas de parte de nuestra historia. Y he tenido que parar para maravillarme. En este día tan claro se veían con nitidez los montes que rodean Iruñea, pero era tal la claridad en ese momento, que se distinguían perfectamente la segunda fila de montes de la cuenca. Y en ese momento, el sol iluminaba de tal manera, de un amarillo tan fuerte, las torres, las casas de la Plaza del Castillo y el frontis de Diputación que no he podido evitar sonreír ante tal belleza. He llegado a la rotonda, cruzando la diagonal, y para cuando he llegado de nuevo a ver el horizonte, el sol se había relajado, como si el esfuerzo del instante anterior lo hubiese dejado agotado. Y he seguido hacia la vieja ciudad, rodeado de personas heladas, pero sonriente por lo que acababa de ver. Un día espectacular, sin duda.

Written by dslegi

Bizitza aurrera eramaten, Iruñea nire zaletasuna, euskara nire ametsa, Euskal Herria oraingoa eta etorkizunean. Mucho por decir y todo por escuchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s