muy agradecido

alessio-lin-432125
Photo by Alessio Lin on Unsplash

Quiero agradecer todas las muestras de cariño y felicitaciones que muchísimas personas me hicieron ayer en persona, por teléfono, Whatsapp, redes sociales, etc. Que una persona emplee parte de su tiempo en acordarse de mí, o aunque Facebook se lo recuerde, en dedicarme un recuerdo, es algo que tiene mucho valor. Intenté responder a todas las personas que lo hicieron y si me olvidé de alguna fue sin querer.

El caso es que he llegado a los 45 años, que aparte de tener alguna rima curiosa, es algo que me sorprende. Estoy ya en esa edad que enfila la quinta década, una edad en la que algunas personas te dicen qué joven eres, otras te miran como un señor y tú no das crédito. El caso es que es una edad en la que estoy disfrutando de la serenidad que te da esa experiencia de la vida que empiezas a tener, una edad en la que tengo todavía casi todo por descubrir y aprender, una edad en la que redescubres las cosas sencillas que casi tenías olvidadas. Estoy en esa edad en la que le das más importancia al ser que al estar, una edad en donde comienzas a escuchar y escucharte, en esa edad en la que consigues entender que la vida consiste en vivirla en el momento.

Muchas gracias a todas y todos los que hacéis posible todo esto. Milesker, bene-benetan.

un amor como otro cualquiera, contado de manera deliciosa

Cómo me gustaba la manera en que remachaba lo que yo acababa de repetirle. Me hacía pensar en una caricia, o en un gesto que es totalmente accidental al principio, pero que se vuelve intencionado la segunda vez y más aún la tercera. Me recordaba la forma en la que Mafalda me hacía la ama cada mañana, primero doblando la sábana de arriba sobre la manta, luego volviéndola a doblar para cubrir la almohada que estaba encima de la manta y una última vez cuando volvía a doblarlo sobre la colcha -una y otra vez hasta que me di cuenta de que arropados entre todos estos dobleces había recuerdos de algo al mismo tiempo piadoso e indulgente, como el beneplácito de un instante de pasión.

Leí este libro hace tiempo, seguramente cuando se publicó allá por 2008, hace diez años. Me atrapó desde sus primeras páginas, seguramente porque la historia se desarrolla en la Toscana, muy probablemente porque es verano, o quizás porque es una historia de amor de esas que tienen la inocencia y el ardor de un adolescente mezclados con la experiencia de un adulto. Pero probablemente lo que más me gustó en sí fue que, independientemente de ser una historia de amor entre dos hombres, era y es una historia de amor. Como cualquier otra historia de amor. El caso es que estoy releyendo la novela. Y muy pocas veces lo hago. Así que os voy a contar por qué lo estoy haciendo.

Llámame por tu nombre, de André Aciman, nos traslada al verano de 1983, donde el SIDA todavía no había hecho su trágica aparición. Elio es un chaval de 17 años recién llegado a la juventud cuyos padres son unos intelectuales bien situados. El verano lo pasan en la casa que la familia tiene en la costa italiana y desde hace años, madre y padre, invitan a un joven estudiante para veranear con ellos a cambio de ayuda en su archivo. Y ese año el elegido es Oliver, un joven estudiante norteamericano de 24 años, atractivo y sabedor de ello. En fin, que Elio, que hasta entonces lo único que ha hecho es aburrirse por las tardes, flirtear con alguna vecina y practicar al piano, cae rendido ante los encantos de Oliver.

La historia podría parecer sin más, pero Aciman consigue deleitarnos con cada una de las frases que escribe. Creo que lo más fácil hubiese sido desarrollar la trama contando la historia desde la voz de Oliver, joven, estudiante, experimentado. Hubiese sido más fácil, sí, pero no habría conseguido lo que consigue haciéndole hablar a Elio. Los miedos, las pasiones más internas, los sentimientos escondidos, los pensamientos más íntimos de un adolescente tímido ante el amor son la base de la novela. Consigue construir un monumento al amor romántico, que no al puritano. El caso es que la relación es entre dos hombres, pero podría ser entre un hombre y una mujer, entre dos mujeres o entre dos personas, sin importarnos con qué género se identifica. Ese es uno de los valores de la novela. Y en el caso de este amor entre dos hombres lo presenta con una naturalidad exquisita. Sin dramas, sin el qué dirán, ni el trauma de una salida de armario, sin el escándalo, sin la sordidez, sin el castigo o la marginalidad que acompañan a otras novelas que nos hablan del amor homosexual. Y luego está la diferencia de edad entre los protagonistas. No hay una relación de poder entre uno y otro. No es el adolescente engañado y el adulto que se aprovecha. Es una relación de tú a tú.

Y claro, con semejante y maravillosa historia, tenía muchos boletos para ser llevada a la gran pantalla. Y además, de manera magistral. Dirigida por Luca Guadagnino y protagonizada por un espectacular Timothée Chalamet, nominado este año al Oscar al mejor actor y Armie Hammer. Por aquí se estrenó hace poco, con casi un año de retraso,  está ahora mismo en cartelera y desde luego, no me la voy a perder. Además a Elio le encanta Bach… ♥ ♥ ♥

Un libro, en definitiva, para toda persona que sigue creyendo en el Amor, sea este como sea, entre quien sea y cuando sea. Si queréis reconciliaros con el Amor, este es vuestro libro. Si queréis estremeceros con una prosa exquisita que llega hasta el fondo, esta es vuestra novela. Si queréis conmoveros con una historia bellísima, este es el libro que necesitáis. Disfrutadlo.

yo compro en lo viejo

27459357_1805748509497421_75073889845624391_n

Tras la campaña de algunos comercios del Casco Antiguo criticando duramente al Ayuntamiento la política de amabilización del tráfico llevada a cabo en el I Ensanche, mostré públicamente mi pena y rechazo a la misma, por sus formas y por la dureza de algunos carteles. Lo hice desde la perspectiva de una persona que cree al 100% en el papel fundamental que el pequeño comercio tiene a favor de un modelo de ciudad para las personas. Entiendo que una campaña pública está expuesta a las críticas públicas y de la misma manera, soy consciente que mis palabras también están sujetas a posibles críticas, tanto a favor, como en contra de lo dicho.

Parto del derecho básico que tiene cualquier persona a mostrar públicamente su opinión ante cualquier tema, y eso por eso que quiero señalar la manipulación interesada que mis palabras han tenido en un medio concreto afín a UPN.

Ayer UPN y PSN pretendieron censurar mi libertad para hacer esas críticas y hoy mismo UPN sale públicamente señalándome como instigador de una supuesta campaña de “presión y amenazas” hacia los comerciantes que pusieron en sus escaparates esos carteles, tal y como manipula dicho medio. Es falso absolutamente. Es más, asumiendo la libertad que cada persona tenemos en hacer nuestras compras donde decidamos, no comparto ningún tipo de boikot organizado hacia ninguno de los comercios que han participado en dicha campaña.

No conozco que se hayan podido utilizar por parte de nadie amenazas a estos comercios. Por mi parte el lunes por la mañana tuve ocasión de hablar diez minutos con una de las dueñas de una tienda de la que soy cliente habitual, que había puesto en un primer momento los carteles y luego los había retirado. Lo hice porque me apetecía mostrar mi apoyo a su negocio, señalar la pena que me había producido los carteles en su escaparate y mostrar mi colaboración para poder seguir hablando entre todas y todos, como se ha hecho hasta ahora, buscando soluciones a las diferentes situaciones que se están dando.

Más allá de los movimientos interesados de la oposición, seguiré participando en el impulso del debate social y el diálogo en este y otros asuntos. En concreto, estoy dispuesto a seguir trabajando a favor de un Casco Viejo más amable, accesible para todas las personas, con más comercios y sobre todo que mejore la calidad de vida para las vecinas y vecinos y cualquier persona que se acerque al barrio. Así mismo seguiré apostando por la mejora de la convivencia en este y todos los barrios de Iruñea. Continuaré, de igual manera, mostrando mi apoyo al pequeño comercio y sobre todo haciendo mis compras en el mismo, como he hecho siempre.

Dani Saralegi Aristu

la mujer irlandesa

Hace unos años abrí un blog para escribir y comentar sobre la música irlandesa, que es una de mis pasiones musicales. Hace 30 años más o menos, descubrí el grupo referencia en lo que fue el renacimiento de la música irlandesa, The Chieftains. Esta banda comenzó a rescatar las partituras que empezaban a olvidarse en los pequeños pueblos irlandeses y las puso a disposición del gran público. Ese fue el comienzo del éxito de la música tradicional de la isla verde por todo el mundo. El caso es que aquel blog solo tuvo una única entrada, que es la que va a servir de base para este artículo.

women-of-ireland-women-of-the-world-31403185-1440-900

Mná na h Éireann es una de las más bellas canciones que existen en la música irlandesa y una de mis favoritas. No es de las más antiguas que hay, pero su melodía es tan hermosa que la primera vez que la escuché (hace ya muchos años) no podía quitármela de la cabeza. No podía ser de otra manera, mi primera entrada en aquel blog tenía que ser sobre esta canción, una canción dedicada a las mujeres irlandesas.

La música fue compuesta por Seán Ó Riada (1.931-1.971), sin lugar a dudas la figura más importante del llamado renacimiento de la música tradicional irlandesa en la década de 1960. El poema, en que se basa la música, fue escrito por Peadar Ó Dornín (1.704-1.769) y no fue la única vez que este músico utilizó unos versos de este poeta para componer alguna música. El poema, escrito en gaélico, tiene la siguiente letra (primera estrofa, que suele ser la más cantada). Añado su traducción en inglés que en esta versión lleva el título de Women of Ireland y la traducción al castellano del bloguero y escritor Chesús Yuste.

Tá bean in Éirinn a phronnfadh séad domh is mo sháith le n-ól
Is tá bean in Éirinn is ba bhinne léithe mo ráfla ceoil
Ná seinm théad; atá bean in Éirinn is níorbh fhearr léi beo
Mise ag léimnigh nó leagtha i gcré is mo thárr faoi fhód

There’s a woman in Erin who’d give me shelter and my fill of ale;
There’s a woman in Ireland who’d prefer my strains to strings being played;
There’s a woman in Eirinn and nothing would please her more
Than to see me burning or in a grave lying cold.

Hay una mujer en Irlanda que me daría abrigo y me llenaría de cerveza;
y hay una mujer en Irlanda que preferiría los sones de mi música al tocar las cuerdas;
hay una mujer en Irlanda y nada le agradaría más
que yo estuviera ardiente o mentiroso en la tierra bajo el césped.

 

Naturalmente la primera grabación de la canción la efectuó el propio autor con su grupo Ceoltóirí Chualann en 1969 en el álbum Ó Riada Sa Gaiety (reeditado y remasterizado en 2005). La canción era interpretada por Seán Ó Sé. En esta primera grabación (esto no quiere decir que anteriormente no fuese interpretada por Séan Ó Riada y su grupo) que el autor consideraba la definitiva, Ó Riada se pone delante del clavicordio, porque pensaba que este sonido era el más cercano a la antigua arpa celta con cuerdas de bronce. Después de la introducción el tenor de formación clásica Seán Ó Sé la canta como solo el sabía hacerlo, con ese aire tan irlandés y tan primitivo. Está claro que esta interpretación fue el comienzo de muchas otras y aunque en estos momentos pueda sonar un tanto ruda, esta grabación marcó el comienzo de una manera de hacer y de entender la música irlandesa.

Estas son las portadas de la primera edición, la de 1969 y la más reciente de 2005, con sus portadas externa e interna:

A comienzos de 1973, el antiguo componente de Ceoltóirí Chualann, el flautista y gaitero irlandés Paddy Moloney y su grupo, The Chieftains, grabaron la melodía de Seán Ó Riada, en esta ocasión de manera instrumental. La melodía fue la número 11 y el disco se tituló The Chieftains 4, siendo el primer álbum en el que apareció el ya fallecido arpista Derek Bell. En esta ocasión la melodía empieza con un violín rasgando los primeras compases y después es seguido por la flauta irlandesa y el arpa para a mitad de la interpretación aparecer la gaita irlandesa, formando entre todos una pequeña orquesta que delicadamente van desgranando la canción. Finaliza con la flauta y el arpa realizando un dúo en el que finalmente gana la flauta que se queda sola terminando la bella melodía. En 1991 la canción apareció en un recopilatorio de canciones que aparecían en películas, pero no eran nuevas grabaciones. En 1996 se reeditó este trabajo con algunas nuevas pistas. A partir de 1999 se incluyó en varios recopilatorios.

En 1975 el cineasta Stanley Kubrick dirigió la adaptación cinematográfica de una obra titulada Memorias de Barry Lyndon, Esquire (1856) y que en su título para la gran pantalla llevó el nombre de Barry Lyndon. Esta película fue protagonizada por Ryan O´Neal y Marisa Berenson y ganó, entre otros, el Óscar a la Mejor Banda Sonora Adaptada. La música en las películas de Kubrick siempre tuvo gran importancia y esta ocasión no fue menos. Es más, escenas que podrían resultar frías sin la presencia musical (en gran parte obras de música clásica) funcionan gracias a ella. Ninguna de las músicas que aparecen en la banda sonora fueron hechas expresamente para la película. En el caso de la canción que nos ocupa llevó el título de Women of Ireland y es la que acompaña el primer amor de Barry y Nora, y escuchándola nos da la impresión de una Irlanda idílica, de un paraíso rural idealizado; la escuchamos luego cuando ella le da explicaciones de por qué bailó con Quin y no con él, en la cena donde se anuncia el compromiso y, más tarde, en el idilio de Barry con la joven alemana.

Aquí tenemos la escena del primer amor con la canción sonando en toda ella:

Y aquí otra escena en donde la melodía al comienzo es interpretada por Derek Bell únicamente con el arpa:

Al año siguiente de la película, en 1976, el teclista, arreglista y productor de jazz y jazz fusion Robert McElhiney James, más conocido como Bob James, editó su tercer trabajo en solitario titulado Three. La versión comienza con una flauta para después entrar el violín y el piano e ir desarrollando la partitura alternando la melodía con las variaciones jazzisticas.

El año 1984 unas cuantas mujeres procedentes de toda Irlanda se reunieron para editar un disco con motivo del 8 de marzo, Día de la Mujer trabajadora y tomaron como nombre artístico Macalla (viento en gaélico). El disco, como no podía ser de otra manera, se tituló Mná na h Éireann (Women of Ireland) y la canción del mismo nombre estaba en la tercera posición.

Al año siguiente, en 1985, la arpista estadounidense Carol Thompson grabó un trabajo que tituló The Enchanted Isles y que contiene música de compositores anónimos y conocidos del conjunto de islas británicas, Inglaterra, Escocia, Gales y naturalmente Irlanda. Precisamente la primera pista del disco es Women of Ireland.

En el año 1986 el guitarrista norteamericano Ronnie Montrose grabó un álbum titulado Territory en torno al jazz fusion instrumental y cuya última canción era una versión, a guitarra, naturalmente, de la canción que estamos comentando y que nombró con su título en inglés Women of Ireland. Es una versión que es interpretada a un ritmo lento, con el guitarrista acompañado al arpa por Barbara Imhoff.

En el año 1988 Christopher Cain dirigió una película basada en la vida del pistolero Billy El Niño durante un periodo concreto de su vida, la Guerra del Condado de Lincoln (Nuevo México) y protagonizada por Emilio Estevez en el papel principal. La película se tituló Young Guns. Pues bien, hay una escena en la que un cazarecompensas (que le busca a él mismo) es engañado por Billy hasta que finalmente éste le mata silbando precisamente la canción protagonista de esta entrada, Women of Ireland. Esta es la escena completa:

Y llegamos a 1989, año en el que el grupo The Christians edita su trabajo Colour en el que incluyen una canción que versiona la popular canción. La canción la titulan Words y después de una entrada instrumental es cantada por Garry Christian en una versión preciosa y que se hizo muy popular en aquellos tiempos. La letra de la canción de The Christians no tiene nada que ver con el poema de Peadar Ó Dornín y hace referencia a las palabras que a veces hacen falta para decirle a otra persona el sentimiento de amor que tienes por ella.

Ese mismo año 1989 el músico Andy Davis realizó su único trabajo en solitario, hasta la fecha, al que tituló Clevedon Pier y cuya interpretación candenciosa de la canción Women of Ireland merece estar entre una de las más bellas interpretaciones de la partitura.

En 1995 el cantautor y arpista bretón Alan Stivell hizo una versión de la canción incluyéndola en su álbum Brian Boru. Alan toca un tipo de arpa que se lleva colgada y tiene las cuerdas metálicas y esta versión está grabada con su voz acompañada únicamente de su arpa. Suena desnuda frente a otras versiones, pero quizás por eso tiene su belleza.

Ese mismo año 1995 se editó el álbum recopilatorio a favor de la investigación médica específica para las mujeres porque solamente el 5% de los ensayos clínicos se realizaban (mucho me temo que podemos poner el tiempo presente) en mujeres. El trabajo llevó por título Ain’t Nuthin’ But a She Thing y la irlandesa Sinéad O´connor interpretó de una manera totalmente dulce una versión de la canción. Una interpretación que comienza con Sinéad directamente cantando sobre un bajo continuo para después ir entrando los demás instrumentos como el violín y el arpa.

Aunque el vídeo es de mala calidad, es la única forma que he encontrado para que escuchéis la versión:

El mismo año la arpista de Connemara (Galway) Lynn Saoírse editó su primer álbum titulado Champions of Ireland: The Harp y en donde interpretaba canciones y música tradicionales irlandesas. La canción número 14 fue Slow Air: Mná na h Éireann.

En 1996 Mike Oldfield lanza su 17º álbum, el titulado Voyager, y que es considerado el trabajo más celta de toda su carrera. En un primer momento fue grabado de modo totalmente acústico, pero finalmente, tras recibir algunas críticas, le añadió sintetizadores y más instrumentos. Es una de las versiones de la canción más conocidas en todo el mundo. Escuchar la versión oldfieldiana con sus guitarras eléctricas punteando la melodía es algo único.

Ese mismo año 1996 se realiza un proyecto en torno al folklore anglo-irlandés que consiste en la grabación de un disco recopilatorio de grandes voces y temas y titulado Common Ground: The Voices of Modern Irish Music. Para este trabajo la cantante inglesa Kate Bush colabora con la interpretación de la canción, que en esta ocasión lleva el título en los dos idiomas: Mná na hÉireann-Women of Ireland, aunque fue interpretada en irlandés, letra que Kate Bush aprendió foneticamente (ya que no conoce el idioma), es decir, le dijeron como tenía que pronunciar cada palabra.

Y también en ese mismo año 1996, la flautista y cantante, lider del grupo Cherish the Ladies, Joanie Madden, produjo en solitario un álbum titulado Song of the Irish Whistle (sería el primero con ese título, ya que tres años después editaría un segundo volumen) en donde aparecía una versión de la canción que tituló en inglés con el nombre gaélico entre paréntesis.

Al año siguiente, en 1997 Oldfield editó un recopilatorio que tituló The Essential XXV y del que sustrajo un single con dos versiones de la canción tituladas Women of Ireland (Lurker edit), mezclada por Henry Jackman y George Shilling y Women of Ireland (Album version) y un remix con cuatro versiones diferentes (más bien podría decirse con cuatro mezclas diferentes) de esta canción y tituladas Women of Ireland (Lurker edit)Women of Ireland (System 7 12″ mix)Women of Ireland (12″ Lurker mix)Women of Ireland (Transient Mix).

Ese mismo 1997 el extraordinario flautista James Galway editó, junto con el pianista y compositor Phil Coulter, un trabajo que titularon Legends y cuya quinta pista era Mná na h Éireann.

También en 1997 el grupo Cythara que sobre todo interpreta la música con instrumentos como el arpa, la cítara o el salterio publicó un trabajo titulado  Pluckin´Hammered y cuya última pista era un set de tres canciones, Women of Ireland – Morrison´s Jig – Over the Hills and Far Away.

En 1998 la cantante, bailarina, productora y compositora inglesa (esta chica es de todo) Sarah Brightman editó un álbum titulado Eden. En este trabajo una de las canciones, la titulada So Many Things es una versión de la canción irlandesa. Este álbum fue vapuleado por la crítica y esta versión que comienza con punteo de guitarra no está tan mal. Muy en la linea de la Brightman que por lo menos tienen una bonita voz.

Ese mismo año el grupo Na Connery´s publicó su trabajo The Session que contaba con una versión de Mná na h Éireann.

También ese año 1998 el grupo Celtic Roots grabó su particular versión de la canción, titulándola Mná na h Éireann, en el trabajo que llamaron 15 Haunting Irish Airs.

Y ese mismo año, también, un grupo formado exclusivamente por mujeres, llamado Ceoltoiri, grabó su primer trabajo titulado genericamente Women of Ireland y cuya tercera pista era, evidentemente, Mná na h Éireann (Women of Ireland). Una versión donde predominan la flauta, el arpa e instrumentos de viento. En su letra escogieron las partes que más hincapié hacían en la emancipación de la mujer. La voz dulce Connie McKenna suena preciosa.

También ese año 1999 el grupo Celtic Orchestra editó un trabajo titulado Celtic Rhythms and Moods, cuya pista número 11 fue precisamente Mná na h Éireann.

Y ese mismo año 1999, dentro del proyecto de música en la naturaleza de Dan Gibson, Dan Gibson´s Solitudes, editaron un disco con el título de Emerald Forest: A Celtic Santuary, en donde con un fondo de riachuelos, pájaros y hojas de árboles suena la melodía de Women of Ireland interpretada por flauta, arpa y voces. Otra más de estilo New Age, Música relajante, o como queramos llamarla.

En 2000 la arpista estadounidense Anne Roos publicó un trabajo con interpretaciones sobre música para bodas celtas, con una recopilación de canciones que tradicionalmente se han tocado y cantado en las ceremonias de matrimonio celtas. Música romántica y de amor eterno interpretada con arpa y otros instrumentos tradicionales y de cuerda. El trabajo se tituló Haste to the Wedding y una de las canciones incluídas fue Women of Ireland.

En 2002 el arpista californiano Aryeh Frankfurter grabó con su propia discográfica Lionharp Music un trabajo que tituló Harper´s Brew y en donde interpretó su versión de Woman of Ireland.

En 2003 el grupo siciliano de música celta Aes Dana, compuesto por músicos italianos e irlandeses, editó un curioso disco con música celta desde la raíces mediterráneas del propio grupo. El álbum se editó con el título Frontiera y naturalmente una de las canciones fue Women of Ireland. El clarinete prevalece sobre los demás instrumentos.

Ese mismo 2003 el Crimson Ensemble publicó un trabajo dedicado a Irlanda y sus canciones y que tituló A Celtic Treasury – The Spirit of Ireland y en donde interpretaban como primera canción Women of Ireland.

En el año 2004, el grupo de New Age Adoramus editó un álbum con canciones tradicionales celtas que tituló Hymns of the Celts y que se suele encontrar en las listas de música relajante. Las canciones están acompañadas por un coro de voces etéreas, tal y como interpretan Mná na h Éireann.

Ese mismo año 2004 el grupo del sur de Inglaterra Blackthorn Band (uno de tantos que existen con ese nombre) publicó su primer trabajo que llevó el título de Far from Home y en donde una de las canciones era Women of Ireland / The Legacy. Para esta canción colaboró con el grupo la flautista tradicional irlandesa Triona Joyce cuya interpretación puede considerarse de maravillosa. Se nota que es un grupo acostumbrado a tocar en directo. El disco fue reeditado en 2007.

En 2005 la arpista italiana Lorenza Pollini dedicó un disco a la música celta titulado Music of The Wood y cuya tercera pista era Women of Ireland. Una versión muy tranquila y sugerente interpretada con el arpa.

Y ese mismo año 2005 el organista italiano Marco Brena editó un curiosísimo álbum interpretando melodías y canciones irlandesas principalmente, celtas en su generalidad, al órgano y que tituló The celts on the organ.

En 2007 el gaitero y músico Carlos Núñez, habitual en las giras de The Chieftains, grabó un trabajo con música inspirada en el cine y como no la pieza estuvo incluida en el álbum. El trabajo se tituló Cinema do mar y la canción (grabada en directo junto al guitarrista Juan Manuel Cañizares) llevaba el título Women of Ireland – Barry Lyndon.

El mismo año 2007 Diamond Jim Hewitt publicó un disco con el título Standing Stones of Beara cuya versión de (aparece con este título en el disco) Mna Na Eiren – Lonesome All the Time al principio parece ser que no nos va a ofrecer nada nuevo, incluso empieza la siguiente melodía del set de dos canciones pero luego vuelve a nuestra canción con un ritmo casi country, bastante bailable. Una sorpresa final.

En 2008 el grupo de folk-new age irlandés A Celtic Journey editó un trabajo que tituló Celtic Spirit y entre cuyas interpretaciones se encontraba también Women of Ireland.

Dark Patrick es un curioso duo ucraniano-británico que hace una mezcla de música celta y tradicional procedente del Este de Europa. En su único disco hasta la fecha, publicado en 2009 y titulado Fainne Gael an Lae su penúltima canción es un curioso set de canciones encabezadas por Mná na h Éireann y seguida por King of the Faries – Polka Karelofinochka – M.

En 2010 la antigua componente de The Corrs, Sharon Corr presenta su primer trabajo en solitario titulado Dream Of You y en donde la cuarta pista es Mná na h Éireann. La versión de la violinista es espectacular y deliciosa, con un fondo de guitarra eléctrica verdaderamente bueno.

También en 2010 se editó el segundo volumen titulado Traditional Airs of Ireland interpretado por el grupo Ceol Cu Chulainn y en donde tocaban Women Of Ireland (UILLEANN Pipes).

Este mismo año 2010 Ridley Scott dirigió a Russell Crowe y Cate Blanchett en su particular versión de Robin Hood y empleó la canción para una escena de baile y cortejo entre Robin y Marian. Por cierto, por ahora no he podido saber quién interpreta la canción en esta ocasión. Esta es la escena que comienza con una fiesta para continuar con el delicado baile:

En 2016, el grupo británico de soul, Dexys, grabó una versión de una calidad impresionante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Os dejo la lista con todas estas versiones y alguna más. Espero que disfrutéis tanto como yo de esta hermosa canción.

antzara

Mendillorri, ese barrio que decidió serlo de Iruñea en referéndum en 1995, pero que continúa con un fuerte sentimiento de pertenencia en los sectores más comprometidos y activos, es también el barrio que más población joven (entre los 13 y 29 años) tiene de toda la ciudad. La creación del barrio a principios de los 90, en un lugar cercano al centro de la ciudad, pero enclavado en los accesos a Eguesibar, propició que muchas parejas jóvenes decidiesen comenzar su nueva vida allí. Y luego el ciclo de la vida continuó imparable su rueda. Esas parejas empezaron a ser padres y madres y los recién nacidos entonces, son hoy parte del sector joven del barrio, el más extenso de la ciudad.

Mendillorri de noche

La errónea (según profesionales) planificación del barrio a dos alturas, el diseño urbanístico sin plazas donde las vecinas y vecinos puedan socializar, y la falta de locales públicos, cuyo problema no llegó a solucionar en su momento, por muchas causas, el Civivox, impulsaron un movimiento vecinal que, entre sus reivindicaciones y luchas, estuvo desde el principio, la consecución de un local vecinal que acogiese algunas de las múltiples actividades y dinámicas que se dan en el barrio. El Palacio de Mendillorri fue, desde el principio objeto de la reivindicación vecinal. Un palacio cuyo origen está en una torre construida en 1384 y construido en su forma actual a finales del XV, abandonado por las sucesivas administraciones y en los últimos años sujeto a un acondicionamiento en el tejado y poco más. Un palacio cuya reivindicación histórica es el símbolo de un barrio en movimiento. La reivindicación continúa, pero el tiempo avanza y las vecinas y vecinos, principalmente la gente joven, seguían encontrándose en la calle, sin un espacio de encuentro, sin un espacio cubierto, sin un espacio protegido, con una transitoriedad obligada en todas las planificaciones de actividades y siempre a expensas del factor climatológico. Así que pusieron en marcha el proceso Antzara, un proceso que a mí personalmente me ha sorprendido por su participación intergeneracional, por su capacidad a la hora de recoger propuestas y opiniones y por la apertura a todo un barrio, independientemente de posicionamientos políticos, religiosos y sociales. Y en este proceso la gente joven ha demostrado una altura de miras que para sí la quisiese mucha gente. Si bien ha sido la gente joven la que más ha sufrido la falta de ese espacio comunitario, han entendido y hecho suya la necesidad de que este proyecto fuese para todo el barrio, para todo el mundo, sin distinciones.

Luego, en coordinación con el propio proyecto Antzara, el Ayuntamiento asumió su responsabilidad, que no es otra que la de apoyar las dinámicas vecinales. El alcalde Joseba Asiron, ya en campaña electoral, y EH Bildu de Iruñea, asumieron como suya la reivindicación vecinal. A pesar de las dificultades propias del aprendizaje en común, a pesar de que en ocasiones parecía que se hablasen dos lenguajes diferentes, a pesar de la incapacidad de algunas personas y a pesar de la imposibilidad, a veces, de acompasar los ritmos, el Ayuntamiento dispuso una partida en los Presupuestos para la construcción del edificio que acogiese el proyecto. Y se optó por un diseño de edificio Passive House, el primero de todo el Estado dedicado al uso íntegro por parte de la ciudadanía. Los edificios de este tipo se caracterizan por ser construidos de tal manera que el gasto energético sea muy bajo, convirtiéndose así en edificios sostenibles ecológicamente. Queda mucho recorrido en común para seguir impulsando y construyendo este proyecto vecinal novedoso. Será un recorrido que tendrá sus dificultades, qué duda cabe, pero un camino, estoy seguro, que irá avanzando hacia una co-gestión de lo público que construya barrios para las personas y personas con más capacidad crítica.

16.10.18_edificio_mendillorri_perspectiva

Como todos los proyectos surgidos desde la calle, en base a las necesidades y aspiraciones de las vecinas y vecinos, Antzara cuenta con sus detractores e incluso sus enemigos. El Régimen, UPN y PSN, acostumbrado a controlar cualquier movimiento ciudadano y a perseguir ideológicamente toda dinámica que no asumiese sus postulados particulares, ha puesto su punto de mira en este proyecto ilusionante e ilusionador. En las últimas semanas se han dedicado a verter mentiras sobre el proyecto y a ejercer una crítica ideológica, que no política, destinada a restar apoyo del barrio al proyecto. Y en este ambiente de persecución al proyecto vecinal, han coincidido hasta dos ataques violentos en horario nocturno contra el edificio, realizándose pintadas fascistas y rotura de cristales tras el lanzamiento de piedras. Erran quienes piensan que estos ataques entorpecerán el desarrollo del proyecto. Se confunden quienes suponen que la rotura de unos cristales van a amedrentar a todo un barrio. De hecho, la consecuencia de estas agresiones ha supuesto el fortalecimiento del proyecto y su mayor apertura a todas las sensibilidades de Mendillorri. En el espacio tienen cabida los grupos de música de personas jóvenes, la comparsa de gigantes, el grupo de costura, las madres y padres del grupo de crianza, las proyecciones de cine crítico, las charlas sobre cualquier tema, el equipo preventivo, las personas que quieran utilizar la biblioteca, la educación comunitaria y cualquier persona que quiera colaborar en la construcción social de este barrio joven. En los próximos meses se hará realidad un huerto colaborativo entre el barrio y el Ayuntamiento, porque respetando los ámbitos de cada cual, la colaboración y co-gestión es una realidad aún en sus comienzos, por lo menos aquí en Iruñea, que dará sus frutos.

Toda mi solidaridad con Antzara por los ataques sufridos y mi apoyo y disposición a ayudar en lo que haga falta. No soy de Mendillorri, bastante tengo con el Ensanche, pero este tipo de proyectos bien merecen la adhesión y apoyo de todas las vecinas y vecinos de Iruñea. Eskerrik asko por lo que supone de avance en la ciudad y por el ejemplo que representa para otros proyectos y zorionak, porque en Mendillorri se está haciendo realidad la utopía.

necesitamos más humanidad

Ayer un compañero me sorprendió con un correo en el que nos felicitaba al grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Iruñea por la gestión del mandato del pleno para poner unas placas en recuerdo a las víctimas de ETA. No me sorprendió la felicitación en sí, sino la referencia a la humanidad y la compasión, en su término budista de hacer tuyo el sufrimiento del otro. Ya lo señalé en un anterior artículo, pero quiero resaltar una vez más la indispensable humanidad y empatía que ha caracterizado el sincero comienzo de esta gestión y que debería ser el elemento principal de la misma.

kira-auf-der-heide-352824
Photo by Kira auf der Heide on Unsplash

Muchas veces me he preguntado qué es lo que generalmente falla en la política, en las personas que dedican, o dedicamos, un tiempo de nuestra vida, a ejercer la política desde un partido concreto o en una institución. En esa reflexión no incluyo a las personas que ejercen la política desde movimientos sociales, porque creo que, afortunadamente, se mueven en otros parámetros. La cuestión es que creo que a este tipo de militancia política visible y conocida, le faltan grandes dosis de humanidad y empatía. No creo en la afirmación de “todos los políticos son iguales”, porque es una aseveración interesada de quien pretende hacer creer, para excusar su falta, que todas las personas que se dedican a la política son corruptas, sólo miran por sus intereses y no tienen problema alguno en pasar por encima de las personas para lograr sus objetivos. En el tiempo que me he dedicado a la política de manera casi “exclusiva”, me he encontrado personas de ese tipo, pero afortunadamente también he compartido espacios, debates y proyectos con personas que piensan primero en las personas, intentan empatizar con ellas y ejercen una política desde el prisma de una ética impregnada de humanidad. Pero, desgraciadamente, este tipo de personas no son mayoría en el conjunto de mujeres y hombres que están en política. La política es, o debiera ser ante todo, un compromiso con las personas, para lograr la mejora y el bienestar de todas ellas. Y para lograr esto es indispensable ponerte en lugar del otro, de todas y de todos y escuchar, siempre escuchar, sobre todo a la persona que no piensa como tu.

Por eso es necesario agradecer a ese compañero el correo mandado y el toque de atención. Necesitamos que nos recuerden constantemente que la política es, según la RAE, la actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos. Y lo público es lo referido a la colectividad, esto es, de todas y de todos.

Echo en falta, no lo he encontrado en ningún diccionario, una referencia a la sensibilidad con las otras personas que debe regir esa actividad. Ejercer esta humanidad debiera ser la idea principal que guiase el ejercicio de la política en cualquier ámbito.

La referencia que incluía el compañero en su correo era la siguiente frase:

“El ser compasivos, el sentir que podemos aliviar el sufrimiento de los otros es una poderosa fuente de felicidad. El ayudar a los demás y ver cómo aplacamos su sufrimiento nos proporciona una gran alegría y nos hace extraordinariamente felices”.

Vicente Simón

 

un paso sincero

Cuando Joseba Asiron fue elegido alcalde de Iruñea, en sus primeras palabras, tras agradecer el esfuerzo de miles de personas que con movimientos y luchas en la calle habían logrado ese hito y después de dejar claro que pretendía ser un alcalde para todas y todos, hizo una especial mención a las víctimas de la violencia en nuestra ciudad. Sus palabras fueron, “Realizaré un especial esfuerzo en relación con todas las víctimas y con su derecho a la memoria, a la justicia y a la reparación” y después finalizó haciendo suya la leyenda que preside la entrada principal de la casa consistorial, “La puerta está abierta a todos pero sobre todo el corazón”. No era, ni mucho menos, una pose.

joseba-asiron--644x362

En estos dos años y medio de gobierno municipal del cambio ha habido amplia muestra de ello. El recorrido realizado por el ayuntamiento en relación a la memoria histórica y recuperación de la memoria de todas las víctimas producidas por el golpe de estado fascista y los años de la dictadura, ha sido ejemplar. Iruñea se ha puesto a la vanguardia de las ciudades en ese trabajo necesario del fomento e impulso de la convivencia. A través de un convenio con un equipo de trabajo formado por investigadores de la UPNA, abrió la oficina de la memoria, que se encargó de recoger los testimonios de las personas y familias de personas represialiadas por el franquismo y con una buena muestra de esos testimonios se llevó el caso a los tribunales interponiendo una querella. Iruñea ha liderado el grupo de ciudades del Estado que están trabajando en torno a la memoria histórica y la presentación de querellas criminales. El lunes mismo, el alcalde Asiron dará traspaso de ese protagonismo a la ciudad de Barcelona en un acto que contará con la presencia de otros alcaldes y alcaldesas. Durante este tiempo se han hecho homenajes a los concejales y funcionarios municipales asesinados durante el golpe fascista, se ha participado en los actos que año tras año se celebran en la Vuelta del Castillo el 14 de abril, se ha puesto el nuevo nombre a la Plaza de la Libertad, se han exhumado los restos de generales franquistas de la cripta del edificio dedicado a la memoria de las personas que llevaron a cabo el sangriento golpe militar de 1936, y en los últimos días se ha conocido que en las próximas semanas se pondrá en marcha el proceso de reflexión sobre el futuro del edificio que albergó los restos de los generales fascistas genocidas, Mola y Sanjurjo.

En cuanto a la memoria más reciente, se ha participado, por primera vez de manera oficial, en el acto en memoria de Germán Rodríguez que se celebra delante de su monolito cada 8 de julio, en el acto que recuerda a José Luis Cano y en el acto que año tras año sus vecinas y vecinos dedican a Ángel Berrueta, panadero de Donibane muerto por un policía español. Se ha reunido, también, de manera discreta, con otras víctimas y el Ayuntamiento se ha posicionado por primera vez contra la política de dispersión. De la misma manera se ha participado en el acto en recuerdo del concejal Tomás Caballero. Así mismo ha acogido la celebración de una jornada organizada por el Foro Social por la Paz, sobre la implicación delos ayuntamientos en la reconciliación. Son pasos necesarios que había que ir dando y que no son si no el comienzo de una amplia dinámica en favor de la convivencia y por el reconocimiento y reparación de todas las víctimas por causa de la violencia en nuestra ciudad.

PRESENTACIÓN DE CONCLUSIONES DEL IV FORO SOCIAL EN PAMPLONA

Siguiendo este camino, ayer se dio un nuevo paso. En cumplimiento con el mandato del pleno, que hizo suya la petición del Gobierno de Navarra, ayer fueron colocadas dos placas en recuerdo a dos víctimas de ETA. Tras un trabajo silencioso y discreto, alejado de los micrófonos y cámaras, después de haber estado con las familias (el alcalde personalmente) y recibido su permiso, Alfredo Aguirre y Ángel Postigo tienen ya placas en su memoria. Otra familia con la que se estuvo declinó la oferta por razones “políticas” y una cuarta decidió por razones personales no dar el consentimiento. Una quinta familia no quiso hablar con el alcalde.

Más allá de la colocación de unas placas y de la inscripción que aparezca en ellas (el nombre, la fecha y la leyenda “víctima de ETA”, en euskera y castellano), la cuestión es que, por primera vez, de manera individual, dos víctimas han recibido su reconocimiento por parte del Ayuntamiento de Iruñea. Es el comienzo de un recorrido que nos llevará, que nos tiene que llevar, al reconocimiento del resto de víctimas de ETA, así como del reconocimiento de las víctimas de fuerzas policiales, parapoliciales, de la política de dispersión y de la motivación política.

Este comienzo ha sido realizado de manera impecable, discreta y con grandes dosis de humanidad, como no puede ser de otra manera. Creo sinceramente que ese es el camino que tenemos que seguir recorriendo. Lo dijo ayer Joseba Asiron: “si no es por nosotras y nosotros, por lo menos por nuestras hijas e hijos”.