belleza sinfónica con ballet

Cuando una tía te invita a un concierto de la Orquesta Sinfónica de Euskadi tienes que aceptar sí o sí y darle las gracias con un par de besos. Cuando el concierto tiene de coprotagonista al Malandain Ballet de Biarritz, tienes sencillamente que tomarla durante unos cuantos días como tu tía preferida (sin que ello suponga que el resto de tías se cabreen contigo). El caso es que voy a tener que arriesgarme en ese juego de preferencias, porque una de mis tías me ha invitado al concierto de abono de la Sinfónica de Euskadi en el Baluarte.

14661444

El programa es espectacular y viene precedido de una crítica extraordinaria y una acogida del público muy exitosa. Bajo la dirección musical de Ainars Rubikis y con coreografía de Thierry Malandain presentan un espectáculo de danza con músicas de Tchaikovski. Mientras suenen fragmentos de la 5ª y la 6ª sinfonías y de la ópera Eugene Oneguin del ruso (en su día vi esta ópera en el propio Baluarte) presenciaremos las cabriolas, saltos, posiciones y danzas ejecutadas por los miembros del ballet de la localidad labortana que nos ofrecerán una versión diferente del cuento La Bella y la Bestia. Su pre-estreno en la temporada musical de la Ópera de Versailles fue todo un acontecimiento.

Dice la web de la orquesta que siguiendo la lectura que Jean Cocteau hizo de La Bella y la Bestia, Thierry Malandain plantea un ballet en el que, según recoge él mismo en la nota conceptual, “Dejando a un lado todas las interpretaciones del cuento, es posible hacer un relato iniciático basado en la dualidad del ser: la Bella que encarna el alma del ser humano; y la Bestia su fuerza vital y sus instintos”.

Lamentablemente tenía pensado asistir a otro concierto en el claustro de Condestable. Un concierto de violín barroco y clave, con Marta Ramírez y Eloy Orzaiz que os recomiendo totalmente. Al del ballet ya no se puede ir porque las entradas están agotadas, así que si queréis empezar con buen música la semana no lo dudéis y apareced por el Condestable.

Pues eso, que ya os contaré. A todo esto, ¡todas mis tías son maravillosas! 🙂

un final con claro de luna

La de hoy es una escena final enmarcada al milímetro en una música de piano. Una escena en la que hay pocas palabras y la música recoge a la perfección el ritmo, mensaje y significado de la misma.

oceans_eleven

Ocean’s eleven fue dirigida en 2001 por Steven Soderbergh y se trata del remake de la película de 1960, La cuadrilla de los once. Al igual que en la película original, el reparto estaba compuesto por actores reconocidos de la época, y en el caso de la de 2001 contaba con la participación de, entre otros, George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts. La película cuenta la historia de un robo simultáneo en dos casinos de Las Vegas dirigidos por el personaje de Andy García. Para ello Danny Ocean y Rusty Ryan (Clooney y Pitt) reclutan a ocho colegas, cada cual con una especialidad diferente en lo de robar. La cosa se complica cuando se enteran que la novia del magnate de los casinos es, ni más, ni menos, que la ex novia de Ocean.

La escena es el final de la película (salvo una escena aclaratoria) y en ella se ve cómo la cuadrilla de ladrones emprende cada uno su camino tras el golpe que se ha desarrollado con éxito. Muy pocas palabras, y todo enmarcado con la música del tercer movimiento de la Suite Bergamasque de Claude Debussy. Este tercer movimiento es el famoso Claire de lune (que no hay que confundir con el del mismo nombre, de Beethoven). El romanticismo de la música ofrece el final perfecto para una película elegante. El ritmo de la música sincroniza perfectamente con la escena, las fuentes, las caras y las despedidas.

Parece ser que Claude Debussy empezó a componer su Claro de Luna en 1890, mientras todavía estaba estudiando música, pero no se publicó hasta 1905, pese que el autor intentó impedirlo porque la consideraba de menor calidad a las obras de su madurez. Curiosamente Claire de lune es la pieza más famosa de la Suite donde fue incluida, siendo, como he dicho, su tercer movimiento. La dicha Suite, compuesta de un Preludio, un Minueto, el Claro de Luna y un Pasapiés, es, posiblemente, la obra más importante de Debussy y toma su nombre de las máscaras de la Commedia dell’Arte de Bérgamo.  En el año 1869 el poeta Paul Verlaine publica una colección de poemas llamado Fetes galantes, entre los cuales se encuentra uno llamado Claire de lune, que sirve de inspiración al autor para componer su pieza.

Indudablemente, esta obra (el tercer movimiento) transmite una sensación contemplativa, por momentos melancólica, y, en ocasiones, también sensual. Si pretendéis escuchar la obra completa, esto es, la Suite en su conjunto, lo vais a tener difícil, ya que la inmensa popularidad del tercer movimiento parece haber volatilizado el resto de la composición. Pero aún y todo es posible. Como habéis podido comprobar, en la película suena algo más que un piano (partitura original) ya que André Caplet orquestó la partitura al poco de hacerse pública.

Aquí teneis la versión original, al piano, interpretada por la magnífica Angela Hewitt:

Entre la versiones, naturalmente os dejo las dos posibilidades, una al piano, con un disco delicioso de la pianista georgiana Khatia Buniatishvili, que recoge varias piezas dedicadas a su madre, entre ellas un íntimo Claire de lune. La segunda un álbum de la Orquesta Sinfónica de Quebec, dirigida por Yoav Talmi y dedicado a las versiones orquestales de obras de Debussy.

de las palabras a los hechos

Ayer, en esa manifestación que fue una amalgama de sensaciones, algunas encontradas, pero sobre todo con un sentimiento general de solidaridad, el mensaje final fue claro y contundente. Ese final de la manifestación contra el ERE a la plantilla de TRW estuvo marcado por las palabras del presidente del comité que dijo que era hora de “pasar de las palabras a los hechos”. Y creo que no hubo un final mejor.

trw_pat7775.jpg_20160130194053_11

La verdad es que encontrarme en una misma manifestación con la gente de UPN y PP era, cuanto menos novedoso. La verdad es que verlos desfilar como si fuese un paseo sin más, no fue agradable, pero me quedo con la solidaridad demostrada por el conjunto social y político. Eché en falta una referencia a la reforma laboral que ha ocasionado y ocasiona episodios como el que se vive en TRW. Esa reforma del Partido Popular fue apoyada, con convicción, por UPN. Seguramente ayer más de uno y de una nos acordamos de eso. Seguramente muchos trabajadores de la planta de la multinacional también. A nadie se nos olvida, ni se nos pasa, que la actual situación socioeconómica que estamos pagando la clase trabajadora es consecuencia directa de las políticas neoliberales y recortadoras de derechos, impulsadas por esos dos partidos.

De las palabras a los hechos. El Alcalde de Iruñea en la reunión que le solicitó el otro día la dirección de la multinacional lo dijo bien claro. Ni ERE, ni amenazas, ni chantajes patronales. Aquí lo que hay que negociar es una salida favorable y justa para todo el mundo. Eso es a lo que, desde todos los niveles, nos tenemos que poner a trabajar. Si ayer en la manifestación estuvimos todos y todas, ahora es labor de todo el mundo impedir este nuevo ataque a trabajadoras y trabajadores.

¡Ánimo a toda la plantilla de TRW y fuerza en la lucha que queda por delante!

¡TRW no se cierra!

un sin más para reírte un rato

Último sábado de enero, la cuesta va descendiendo y entramos en menos que canta un gallo en febrero, mes frío por excelencia, pero mes carnavalesco que nos prepara para los meses de vigilia y penitencia (o por lo menos eso decían). El caso es que hoy comienza este tiempo de máscara y fiesta en Iruñea con la llegada de los Caldereros, fiesta que trajo a esta ciudad el grupo de dantzas Iruña Taldea allá por 1994, con lo que , sin mal no me salen las cuentas el año que viene esta mascarada cumplirá las bodas de plata. Y como es día de que los zaldikos bailen sus danzas a ritmo de timbales y trompetas y la mara de zíngaros llegados de la lejana Hungría bailen, junto con el oso Margarito, ese que bailaba a “Nicolás de la Rusia“, las danzas al ritmo de sartenes y demás, voy a contaros que acabo de terminar un libro que es, ¿cómo diría?… Un sin más para reírte un rato, que por otro lado se agradece.

mesmaleitkarma0

El caso es que, entre los libros que cayeron en Navidades, me regalaron el último de David Safier, que es la continuación de otro éxito en ventas y que se titula Más maldito karma (evidentemente el primer tomo se titulaba Maldito karma). Este libro editado por Seix Barral es perfecto para leértelo en tres viajes de la 4 (si vas desde Atarrabia a Barañain y seis viajes si coges la villavesa en Merindades). Te sientas en los últimos asientos, sin que nadie pueda molestarte por detrás, abres la primera página y para cuando has llegado a Sarasate ya te has reído dos veces de alguna de las chorradas. En Pío XII, rodeado de estudiantes de pendientes de perlas ya has podido, incluso, soltar una carcajada. Para cuando has llegado a Barañain tienes un tercio leído.

La historia es la siguiente: Daisy, que es una actriz muy de segunda, con pocos valores, se muere en un accidente de coche mientras va borracha incordiando a Marc Barton, que es la super estrella del cine con la que iba a trabajar y ya no va a hacerlo porque ha matado sin querer a su caniche. En fin, que como ambos dos han acumulado muy mal karma reciben el castigo de reencarnarse en… hormigas. Como os podéis imaginar la situaciones son, aparte de curiosas, bastante cómicas en muchos momentos. Y de hormiga  a pez y así sucesivamente…


Si buscas una buena lectura y disfrutar de la literatura, este no es tu libro. Si lo que quieres es pasar el rato interminable que tarda la villavesa en atravesar Iruñea, desde Atarrabia hasta Barañain, no es mala opción, incluso tiene buenos momentos. Yo cuando trabajaba en el Akelamendi, en Barañain, siempre tenía dos libros en la mesilla. Uno para leer en casa y otro para la villavesa. Este sería uno de esos.


En fin, que me quedo cantando aquello de

Baila, baila oso Margarito

Baila oso a Nicolás.

Baila, baila oso Margarito

A Nicolás de la Rusia.

espacios a dedo

Moción para “debatir las cesiones a dedo de espacios públicos”, anuncia a bombo y platillo UPN, y como ve que nadie le sigue, encarga un artículo de pago a su web de no-noticias rancia y navarrísima para que sus concejales puedan tuitearlo en la red. Bueno, en algo vamos avanzando, ya que hasta hace siete meses los tuits se los ponían una empresa que cobraba del erario público 2.500 euros al mes. A lo que iba. El caso es que al Régimen en la oposición en Iruñea, no le gusta que haya espacios públicos dedicados a solucionar las desigualdades ocasionadas por sus políticas excluyentes, las de UPN y compañía. El problema no es tanto que el actual Ayuntamiento del cambio ofrezca locales para que la juventud de Iruñea pueda disponer de espacios donde desarrollar dinámicas y proyectos, como que esos locales no puedan seguir vacíos a la espera de un buen pelotazo urbanístico que deje sus buenos dividendos, vaya usted a saber en qué bolsillos. No es tanto ofrecer un espacio para huerto urbano, algo que en toda Europa se está haciendo, si no ver paralizado su proyecto de plaza-centro comercial en el corazón de esta Alde Zaharra tan machacada con su modelo gentrificador.
encabezado(6)

UPN ve en estos movimientos un peligro real de que su modelo, edificado a base de chequeras, dietas y reuniones, se vaya derrumbando mientras nace, a base de compromiso desde la calle, esa nueva Iruñea que representa la antítesis de lo que el Régimen ha tratado, por todos los medios, de evitar. Esta nueva ciudad, que se está construyendo desde hace años a pesar de la política anti-ciudadana llevada a cabo por UPN y sus aliados en las últimas décadas, es una ciudad basada en unos valores que esta gente no conoce. Convivencia frente a la exclusión política, social y cultural; diversidad y pluralidad frente al pensamiento único ; libertad de expresión frente a la censura y persecución ideológica; participación frente a una ciudad, en todos sus ámbitos, cerrada a cal y canto; transparencia frente al bunker opaco al que nos tenían acostumbrados; acuerdo frente a imposición; cultura y bibliotecas frente a procesiones; respeto frente al desprecio constante al que no piensa igual que ellos; derecho a la vivienda digna frente a la especulación y el desahucio; una ciudad con dos idiomas frente al genocidio cultural practicado por ellos.

De todos modos y ya que hablan de espacios públicos cedidos “a dedo” podemos hablar largo y tendido de Corte Inglés, por ejemplo, construido en un terreno público que iba a ser la futura biblioteca general, o mucho mejor de la Universidad del OPUS, universidad asentada sobre los terrenos que un Ayuntamiento de Iruñea, los padres del actual Régimen, ese corralito foral que lleva más de cien años repartiéndose el pastel, cedió “a dedo” allá por los años 50. Así que creo que este fin de semana, para ir abriendo boca, voy a releer un libro que cualquier persona que apuesta por el cambio debería leer:

Universidad del Opus: historia de un expolio. Miguel Ángel Muez (editorial Pamiela).

Universidad_del__4dd39940d6c78

el lamento de Dido

Entre mis rarezas de adolescente tuve la de aficionarme a la obra de Henry Purcell, un compositor inglés, quizás El compositor inglés. Este buen señor que vivió en la segunda mitad del siglo XVII, estuvo ligado toda su vida a la Abadía de Westminster y por lo tanto a la casa real inglesa, para quien trabajaba. La verdad es que me gustaba y me gusta su música, que me parece, siempre, de un gusto exquisito.

El caso es que hoy al llegar a casa y ponerme cómodo me ha dado por ponerme una ópera de la que ya os he hablado alguna vez, la célebre Dido y Eneas. Esta ópera que la vi hace años en el patio del actual INAP va a ser puesta en escena de nuevo en Iruñea, con motivo del 20 aniversario de aquella representación, y dirigida de nuevo por David Guindano. Por lo tanto, si os apetece disfrutar de una ópera barroca inglesa, de un compositor extraordinario, dirigida por un maestro de la tierra y con melodías preciosas, apuntaros las fechas y el lugar: días 7 y 8 de mayo en el Teatro Gayarre. Avisados y avisadas quedáis.

Otro día prometo hablaros de la ópera en cuestión. Mientras tanto os dejo con una versión de la más celebre aria de esta ópera. El llamado Lamento de Dido. No es la versión clásica, pero reconozco que esta interpretación de la inglesa Alison Moyet es deliciosa, dándole el tono de lamento perfecto para sentir todo su mensaje. Pues eso, que cuando muera, no tengas en cuenta mis errores y sea recordada. No me olvides… Pobre reina Dido…

When I am laid, am laid in earth, May my wrongs create
No trouble, no trouble in thy breast;
Remember me, but ah! forget my fate,
Remember me, remember me, but ah! forget my fate.

memorias de niña

Esta semana terminé de leer un libro que me ha encantado. Un libro que está basado en unas cartas escritas entre 1969 y 1973 y que son las memorias de una niña, una niña que, a pesar de la dureza de vida que le tocó pasar, siguió su camino convirtiéndose en mujer, pintora y parte del círculo intelectual de la Europa de la década de los 60 y 70. Esta mujer fue Emma Reyes una pintora de la que no había tenido noticia y de la que he oído hablar por primera vez como escritora que no era. Y digo no era porque el libro son en realidad 23 cartas que escribió a su amigo, el escritor, historiador e intelectual Germán Arciniegas, contando su vida de niña. Vida absolutamente dickensiana en el sentido dramático, que con episodios absolutamente duros, pero con un relato hecho desde la visión de la niña que era, consiguen, impresionantemente, arrancar la sonrisa, e incluso la carcajada, en más de una ocasión.

Captura de pantalla 2014-11-16 a las 8.41.37 a.m.

Memoria por correspondencia, editado en 2015 por la editorial Libros del Asteroide, es un libro que se publicó en Colombia en el año 2012 y se convirtió inmediatamente, en su país de origen, en un auténtico fenómeno literario que llegó a emocionar, incluso, al gran García Márquez. La cuestión es que en este libro, redactado mediante los recuerdos y la voz de una niña hecha mujer con el tiempo, la frescura, gracia y naturalidad del relato hace que haya momentos en los que, pese a la crudeza de lo contado, llegas a sonreír. Una niña que en el primer capítulo aparece viviendo semi abandonada en un cuartucho de chabola, con su hermana, siempre a expensas de lo que mande María, una señora de pelo negro que no llegas a saber si es su madre o de quién se trata. Un traslado a otro lugar para regentar una chocolatería, maltrato infantil y de fondo las maternidades no deseadas y los señoritos de paternidad no deseada. Otro traslado al bajo de un teatro y finalmente el abandono por parte de la señora María que marca el camino hasta una “escuela” de monjas para niñas que tiene más de taller clandestino y de explotación infantil. Y allí, en medio de todo ese mundo dickensiano, como del Londres victoriano, Emma, con su imaginación y su curiosidad de niña a la que nunca se han molestado en enseñar. Un libro precioso, con un lenguaje sencillo pero con unos matices exquisitos llenos de una capacidad para describir inaudita.


Un libro precioso para esas personas que disfrutan de la literatura que hay en la vida, en las historias de las personas y en los recuerdos del alma. Para quienes echan de menos mantener una correspondencia por carta. Es también un libro para quien quiera maravillarse con una escritura fresca y directa. Y también, desde luego, para quienes se maravillaron con Oliver Twist y quieran rememorarlo con acento colombiano.


Sigo sin comprender cómo esta mujer no se dedicó a escribir durante su vida. Pero quizás  el secreto de este libro sea eso, que en realidad no es un libro.

Nos contó la historia de un niño que se llamaba Jesús, la mamá de ese niño también se llamaba María [como una religiosa a la que Emma adoraba], eran muy pobres y habían viajado en burro ( …) Ese niño tenía tres papás, uno que vivía con su mamá, que se llamaba José y que era carpintero; el otro papá era viejo con barbas y vivía en el cielo entre las nubes y ese papá sí era muy rico. La monja nos dijo que él era el dueño de todo el mundo (…) El tercer papá se llamaba Espíritu Santo y no era un hombre, sino una paloma que volaba todo el tiempo. Pero como la mamá vivía solo con el papá pobre, no tenían ni casa en qué vivir y cuando nació el niño Jesús tuvo que ir a nacer a la casa de un burro y una vaca.