ilustraciones que cuentan historias

¿Cuál es la razón por la que compras una edición concreta de un título de libro? Es decir, si hay más de una edición de un mismo título para comprar (algo que puede suceder con los clásicos o con los títulos que son reeditados), ¿qué determina la compra? ¿El precio? ¿La editorial? ¿El año de edición? ¿La tapa del libro? ¿La traducción? En mi caso, lo admito, normalmente me lanzo por los editados más recientemente o, en el caso de los clásicos, por la mejor traducción (evidentemente entonces tengo que buscar en Internet cuáles y de qué año son las traducciones realizadas del título en cuestión). A este respecto, en más de una ocasión, antes de fijarme en el detalle de la traducción, existía el peligro de comprar un título con una traducción antigua, en ocasiones (por ejemplo con Shakespeare, Dickens, Austen y otros grandes autores, por lo general, anglosajones) con traducciones del siglo XIX. Esto de las traducciones lo aprendí gracias a los antiguos libreros de El Parnasillo. En otros momentos, si me puedo permitir el lujo, la edición elegida es de tapa dura, grande y en ocasiones ilustrada. Tengo ya unos cuantos libros clásicos que contienen unas ilustraciones de morirte de gusto y entre todas ellas destacan los ilustrados por el madrileño, Fernando Vicente, habitual de Babelia.

fenando-vicente

Las ilustraciones de Vicente se caracterizan porque son realizadas sobre papel o lienzo, normalmente en caballete y utilizando lápiz, acuarela y acrílicos. Destaca la utilización de personajes humanos en toda su obra. Lo bueno de su obra es que, no solo es complementaria a la narración que ilustra, si no que en muchas ocasiones es un elemento imprescindible para llegar al fondo de la misma. El caso es que hace poco estuvo en Iruñea para participar en el VIII Salón del Cómic, ofreciendo una charla en el Civicán y exponiendo en el Condestable su trabajo para la obra de Bram Stoker, Drácula, una muestra que estará hasta el día 28 de septiembre y que de ninguna manera quiero perdérmela.

Y va entonces la amiga Deborahlibros y nos prepara una firma de sus libros en su tienda. Y yo, que para estas cosas no me importa ser un poco friki, decidí irme para allí con uno de los libros que tenía con sus ilustraciones, El hombre que pudo reinar, de Rudyard Kipling (película maravillosa, actores estupendos, cuento extraordinario, dibujos para morirte) y como sabía que había hecho un trabajo para uno de los clásicos que quería leer, Cumbres borrascosas, de Emily Brontë, pues se lo pedí a la librera y tras arduo trabajo me lo consiguió y me hice con él. El libro es para cogerlo y empezar a acariciarlo sin descanso. Así que allí estaba, en la fila, con mis dos libros para que me los firmase y joder, en la mesa de al lado, con varios de sus libros en venta, vi uno que me miraba insistentemente. Lo juro. Me decía claramente que me lo tenía que llevar. Así que lo cogí, me maravillé con la edición, me estremecí con los dibujos y lo pagué haciendo cálculos para no comprar más libros en unas cuantas semanas (no creo que lo logre). Así que volví a la fila con el tercer título, Diez días que sacudieron el mundo, de John Reed, que lo leeré para octubre, celebrando el centenario de la Revolución rusa.

Fernando Vicente, aparte de un profesional con un gusto exquisito, es una persona amable, simpática, que me firmó los tres libros a la manera que solo puede hacerlo un ilustrador. En cada uno de ellos me hizo un dibujo, empleando lápiz, rotuladores y acuarela. Utilizó el tiempo necesario para hacerlos, sin prisas, como se hacen las cosas bien hechas. Lo mejor de todo fue poder hablar con él sobre su obra, los matices que lograron sus dibujos en el cuento de El hombre que pudo reinar. Es una gozada poder hablar de eso con alguien cuyo trabajo admiras. Dibujos y firma con dedicatoria. Impagable. En la mesa quedaron otras joyas como Drácula, Poeta en Nueva York o Estudio en escarlata. Otro día será.

Si queréis saber más de él, os recomiendo que os paseéis por su página web, o su Instagram o seguirle en Twitter. Yo mientras tanto os dejo con diez de sus trabajos para que os maravilléis. A mi ya me tiene enamorado. Muchas gracias, eskerrik asko a Deborahlibros por darnos la oportunidad de poder charlar con Fernando Vicente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

belleza sinfónica con ballet

Cuando una tía te invita a un concierto de la Orquesta Sinfónica de Euskadi tienes que aceptar sí o sí y darle las gracias con un par de besos. Cuando el concierto tiene de coprotagonista al Malandain Ballet de Biarritz, tienes sencillamente que tomarla durante unos cuantos días como tu tía preferida (sin que ello suponga que el resto de tías se cabreen contigo). El caso es que voy a tener que arriesgarme en ese juego de preferencias, porque una de mis tías me ha invitado al concierto de abono de la Sinfónica de Euskadi en el Baluarte.

14661444

El programa es espectacular y viene precedido de una crítica extraordinaria y una acogida del público muy exitosa. Bajo la dirección musical de Ainars Rubikis y con coreografía de Thierry Malandain presentan un espectáculo de danza con músicas de Tchaikovski. Mientras suenen fragmentos de la 5ª y la 6ª sinfonías y de la ópera Eugene Oneguin del ruso (en su día vi esta ópera en el propio Baluarte) presenciaremos las cabriolas, saltos, posiciones y danzas ejecutadas por los miembros del ballet de la localidad labortana que nos ofrecerán una versión diferente del cuento La Bella y la Bestia. Su pre-estreno en la temporada musical de la Ópera de Versailles fue todo un acontecimiento.

Dice la web de la orquesta que siguiendo la lectura que Jean Cocteau hizo de La Bella y la Bestia, Thierry Malandain plantea un ballet en el que, según recoge él mismo en la nota conceptual, “Dejando a un lado todas las interpretaciones del cuento, es posible hacer un relato iniciático basado en la dualidad del ser: la Bella que encarna el alma del ser humano; y la Bestia su fuerza vital y sus instintos”.

Lamentablemente tenía pensado asistir a otro concierto en el claustro de Condestable. Un concierto de violín barroco y clave, con Marta Ramírez y Eloy Orzaiz que os recomiendo totalmente. Al del ballet ya no se puede ir porque las entradas están agotadas, así que si queréis empezar con buen música la semana no lo dudéis y apareced por el Condestable.

Pues eso, que ya os contaré. A todo esto, ¡todas mis tías son maravillosas! 🙂

¡ni hablar de torturas!

A UPN, a esos que se les llena la boca de democracia, no les gusta que se hable de torturas y no lo pueden disimular. De torturas en el Estado español, claro está, porque si hay que hablar de países sudamericanos, africanos u asiáticos, son los primeros en hacerlo. Pero nada de Europa, ni Turquía claro está, ni de saudíes, que son amigos de los Borbones, aunque se dedique a cortar cabezas, ni mucho menos de Marruecos, también amigos del Jefe de su Estado. Pero de torturas en el Estado español, nada de nada. Porque lo primero, “aquí no se tortura“, lo segundo, “eso se lo inventan todos los detenidos de ETA” y tercero, “esto es una democracia“. Da lo mismo que incluso organizaciones internacionales como Amnistía Internacional denuncien año tras año que estas prácticas se dan en las comisarías españolas. Da lo mismo que incluso un alto funcionario europeo se atreva a hacer recomendaciones a quienes gobiernan en el Estado de cara a la erradicación de la tortura, porque “es amigo de los vascos, claro está“.

konferentzia-kartela-ona-01

Y es que resulta que, el próximo 13 de febrero, aniversario de la muerte en comisaría de Joxe Arregi, después de ser salvajemente torturado, se ha organizado una charla para hablar sobre la práctica de la tortura y en ella van a hablar profesionales reconocidos internacionalmente. Una charla para denunciar que en el Estado español se tortura. Y eso no puede ser. Y no puede ser porque resulta que a los que organizan la charla les van a juzgar en la Audiencia Nacional. Y el colmo es que encima lo vayan a hacer en el Condestable, espacio municipal para este tipo de eventos. Y la desfachatez máxima es que tengan el beneplácito del Ayuntamiento para hacerlo. ¡Hasta dónde vamos a llegar!

Si UPN siguiese gobernando en esta ciudad se prohibiría, mediante orden gubernamental, semejante charla. Se perseguiría aunque se tuviese que hacer en la sede de cualquier colectivo de Iruñea, porque, desde luego, sería imposible intentar hacerlo en un local municipal. Un local de esos que, en principio, están al servicio de la ciudadanía, de toda, lo mismo para hablar de tortura, que de cría de conejos, que de cine francés en la década de los 60 del siglo pasado. Si UPN gobernase solo se harían las charlas del Régimen, esas que sirviesen para mantener en pie el corralito foral. Si UPN gobernase seguirían ocultando la memoria de Joxe Arregi y de las decenas y centenas, las miles de personas torturadas en las últimas décadas en Euskal Herria.

Pero UPN ya no gobierna. No lo hace porque así lo decidió la mayoría electoral. Y es por eso que, en esta ciudad, los locales municipales están para que las vecinas y vecinos puedan utilizarlos para hablar de cualquier cosa. También de tortura. Por eso, el 13 de febrero, asistiré en el Condestable, a la conferencia organizada por los encausados en el sumario 4/2014 de la Audiencia Nacional. Porque creo totalmente que la tortura sigue existiendo y que Jon Patxi, Gorka, Iñigo, Iker y Gorka fueron torturados mientras estaban incomunicados en dependencias policiales. Por eso asistiré a la charla, como un acto de denuncia de este hecho y para mantener viva la memoria de Joxe Arregi y todos los demás torturados y torturadas.

AZTNUGAL (LAGUNTZA), Ayuda, es lo que pedía al forense, escribiéndolo al revés, Jon Patxi Arratibel mientras estaba siendo torturado, en el transcurso de la detención bajo incomunicación que le aplicaron durante cinco días.

P.D. Mientras intentan que no se hable de lo que ocurre, de los episodios de tortura, ni de la propia tortura, como si no existiese, UPN manda a un emisario a la Zarzuela para decirle a su rey que “en Navarra quieren cambiar la historia“. Hace falta tener jeta.