aliméntate

Evita pronunciar las frases que utiliza todo el mundo. Inventa tu propia forma de hablar, aunque sólo sea para expresar eso que crees que está diciendo todo el mundo. Haz un esfuerzo por distanciarte de Internet. Lee libros.

Debes estar alerta ante el empleo de las palabras extremismo y terrorismo. Sé consciente de los fatídicos conceptos de emergencia y excepción. Enfádate ante el uso traicionero del vocabulario patriótico.

La vuelta hoy a la escuela, marca el regreso al tiempo de trabajo hasta el verano, en Iruñea hasta los Sanfermines. No desesperemos. Es un buen momento también para alimentar nuestra mente con lecturas que nos hagan pensar, reflexionar o que sin más nos ofrezcan elementos para poder contrastar en el día a día. Un día a día marcado por una política en donde lo que está en juego es el propio concepto de democracia. Si nuestra vida colectiva fuese trasladada a una serie para la televisión, estaríamos ante una serie cuya intensidad en los capítulos desbancaría en el ranking a Juego de Tronos. Y en esta serie, si queremos sobrevivir, tenemos que dejar de ser la masa aborregada que el poder quiere que seamos y para eso es necesario que leamos, aprendamos a desarrollar el pensamiento y creemos nuestra propia conciencia en el mundo, con el papel que queremos jugar en él. Y todo esto sin ayuda de la televisión.

Captura de pantalla 2018-04-07 a las 9.18.10

Los dos párrafos que sirven de introducción a este artículo son el comienzo de sendos capítulos en el libro que quiero reseñar y recomendar hoy. Se trata de un ensayo, pedagógico y accesible, del profesor e historiador (y catedrático, y doctor, e investigador), Timothy Snyder, titulado Sobre la tiranía. Veinte lecciones que aprender del siglo XX, editado por Galaxia Gutenberg. Antes de comenzar quiero advertir de algo que, si bien es importante conocerlo, no es impedimento, ni mucho menos, para leer el libro y desde luego aprovecharlo. El autor, estadounidense, escribió la obra a principios de 2017, esto es, con Donald Trump ya en la presidencia de EEUU y tras la farragosa (¿acaso hay alguna que no lo sea?) campaña electoral. En varios pasajes se refiere, por lo tanto, a situaciones concretas de su país, a la entonces reciente campaña electoral y a frases textuales del presidente Trump. Esto, más allá de poder considerarlo un contratiempo, resulta ser un aliciente ya que el localismo está lo suficientemente globalizado como para que al otro lado del charco podamos sacar provecho de él.

El objetivo del ensayo es simple y claro: poder utilizar la historia del pasado siglo XX para aprender de ella y no repetir lo sucedido en esa centuria. Concretamente se refiere al nacimiento del nazismo, a la 2ª Guerra Mundial y al régimen totalitario impuesto por la URSS en algunos países tras la guerra. Todo esto aderezado con la historia más reciente de EEUU. Se echan en falta referencias a otros totalitarismos, como el impuesto por el neoliberalismo, la globalización mediática o el propio neocolonialismo de guerra que EEUU ha practicado y practica desde el fin de la II Guerra Mundial. De la misma manera sorprende que en las referencias al fascismo no nombre siquiera el franquismo (es verdad que tampoco señala las dictaduras militares de Chile y Argentina, por poner un ejemplo). Con esta premisa el ensayo enumera veinte lecciones que aprovechar de la historia (occidental) del siglo XX. Aquí unos ejemplos:

  • No obedezcas por anticipado. La mayor parte del poder del autoritarismo le ha sido otorgado libremente.
  • Defiende las instituciones. No hables de “nuestras instituciones” a menos que las hagas tuyas por el procedimiento de actuar en su nombre. Las instituciones no se protegen a sí mismas.
  • Cuidado con el Estado de partido único. Apoya el sistema multipartidista y defiende las normas de las elecciones democráticas.
  • Asume tu responsabilidad por el aspecto del mundo. Los símbolos de hoy hacen posible la realidad de mañana. Fíjate en las esvásticas y demás signos de odio. No apartes la mirada ni te acostumbres a ellos.
  • Desmárcate del resto. Acuérdate de Rosa Parks. En cuanto alguien da ejemplo, se rompe el hechizo del statu quo, y otros le seguirán.
  • Cree en la verdad. Renunciar a los hechos es renunciar a la libertad. Si nada es verdad, nadie puede criticar al poder, porque no hay ninguna base sobre la que hacerlo.
  • Contribuye a las buenas causas. Participa activamente en las organizaciones, políticas o no, que expresen tu forma de entender la vida.
  • Mantén la calma cuando ocurra lo impensable. La tiranía moderna es la gestión del terror. Cuando se produce un ataque terrorista, recuerda que los autoritarios se aprovechan de esos sucesos para consolidar su poder. No te dejes engañar.

lucha-e1492027729777

Un libro para quienes quieran tener elementos que les permitan reflexionar en la vida diaria, para quienes quieran poner en práctica la teoría de la resistencia y poder empezar a construir una sociedad más justa, igualitaria y democrática. Para quienes creen que la historia no nos puede enseñar nada y para quienes piensan que lo que ocurrió hace décadas ya no puede volver a repetirse, por lo menos no aquí. Para darse cuenta de su gran error. Para quienes han sufrido y sufren la tiranía en Cataluña, en Euskal Herria y en cualquier otra parte del Estado por haberse puesto frente a quien quiere imponer un relato, un pensamiento único y una masa social. Para todas y todos los que siguen creyendo que la Utopía es posible.

 

todo un año de libros – 2017

Repasar el año es un ejercicio necesario solo desde el punto de vista de poder seguir avanzando, de constatar ese avance y de mantener esa vista hacia adelante, siempre viviendo el presente. Hay muchas maneras de hacerlo y de todas se puede aprender. En el ejercicio saludable que esto representa, hay una parte con la que disfruto mucho. El repaso a los libros leídos durante el año, rememorando, recordando los momentos de disfrute, constatando el fracaso de algún título y apuntando algún otro, irremediable consecuencia de lo leído.

Cuarenta y nueve libros entre narrativa y ensayo con géneros de todo tipo, desde novela a cuentos, pasando por literatura epistolar. Diecisiete mujeres y treinta hombres. Una escritora, Virginia Woolf, de quien he leído cuatro obras. Autores y autoras de Inglaterra, Estados Unidos, Euskal Herria, Irlanda, Alemania, Grecia, Estado español, Noruega, Austria, Francia, Italia y Japón, mucho Japón. Vivos y muertos. Y entre todas las obras, seis que me han causado, por diferentes causas, un placer máximo, llegando, incluso, con alguno de ellos, al éxtasis.

Hay títulos que han estado y siguen estando en la mesilla de noche, de esos que los coges y los dejas, de los que lees poco a poco, a sorbos y de los que necesitan que cada frase pose tranquilamente. Ahí siguen y continúo con la Iliada de Homero, los Sonetos de Shakespeare, un ensayo filosófico de Châtelet, una guía literaria de Berthoud y un ensayo sobre nuestro futuro como planeta de Dion. Quizás 2018 vea el final de sus páginas o, quién sabe, sea testigo de su relectura.

a1bc11f74ce368e494d7f699e2585474

Estos son los libros que he leído y terminado en este 2017:

Hygge, de Louisa Thomsen Brits. ♥♥♥

La meditación y el arte de la jardinería, de Ark Redwood. ♥♥♥♥

Mi Londres, de Simonetta Agnello Hornby. ♥♥♥

Los casos de Horace Rumpole, abogado, de John Mortimer. ♥♥♥

Stoner, de John Williams. ♥♥♥

Nosotros en la noche, de Kent Haruf. ♥♥♥♥

Los búfalos de Broken Heart, de Dan O’Brien. ♥♥♥♥

Leer es un riesgo, de Alfonso Berardinelli. ♥♥♥

84, Charing Cross Road, de Helene Hanff. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Un cuarto propio, de Virginia Woolf. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Sin rumbo por las calles, una aventura londinense, de Virginia Woolf. ♥♥♥♥

Mansfield Park, de Jane Austen. ♥♥♥♥

Las aventuras agrícolas de un cockney, de Virginia Woolf. ♥♥♥♥

El eterno viaje: cómo vivir con Homero, de Adam Nicolson. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Londres, de Virginia Woolf. ♥♥♥♥

Drácula, de Bram Stoker. ♥♥♥♥

Zorba el griego, de Nikos Kazantzakis. ♥♥♥♥

Claudio Monteverdi. “Lamento della Ninfa”, de Ramón Andrés.♥♥♥

La amiga estupenda, de Elena Ferrante. ♥♥♥♥

El amigo del desierto, de Pablo d’Ors.♥♥♥♥

Siddhartha, de Hermann Hesse.♥♥♥♥

Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness.♥♥♥♥

La luz de los lejanos faros, de Carlos García Gual. ♥♥♥♥

Siempre. La leyenda de la pecosa de ojos verdes, de Jairo Berbel. ♥♥

La tierra de los abetos puntiagudos, de Sarah Orne Jewett. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Hôzuki, la librería de Mitsuko, de Aki Shimazaki. ♥♥♥

Cartas de una pionera, de Elinore Pruitt Stewart.♥♥♥♥

Verde agua, de Marisa Madieri. ♥♥♥♥

Un lugar pagano, de Edna O’Brien. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Kes, de Barry Hines. ♥♥♥♥

Entre todas las mujeres, de John McGahern. ♥♥♥

Medio planeta, de Edward O. Wilson. ♥♥♥♥

Entusiasmo, de Pablo d’Ors. ♥♥♥♥

El silencio en la era del ruido, de Erling Kagge. ♥♥♥

Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell. ♥♥♥♥

Banzai, de Zofia Fabjanowska-Micyk. ♥♥♥

El club de los gourmets, de Junichiro Tanizaki. ♥♥♥♥

Amistad, de Saneatsu Mushanokoji. ♥♥♥

Cerezos en la oscuridad, de Higuchi Ichiyō. ♥♥♥♥

Algo que brilla como el mar, de Hiromi Kawakami. ♥♥♥♥

Musashino, de Doppo Kunikida. ♥♥♥♥

Ninguno es mi nombre. Sumario del caso Homero, de Eduardo Gil Bera. ♥♥♥♥

La tumba del tejedor, de Seumas O’Kelly. ♥♥♥♥

El lector, de Bernhard Schlink. ♥♥♥♥

Clásicos para la vida, de Nuccio Ordine. ♥♥♥♥

El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono. ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Invierno en Viena, de Petra Hartlieb. ♥♥♥

El grillo del hogar, de Charles Dickens. ♥♥♥♥

Historias de la palma de la mano, de Yasunari Kawabata. ♥♥♥

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

su idioma es la violencia

“Sin violencia se puede defender todo”. Esta es la manida frase que repetían una y otra vez cuando ETA actuaba ejerciendo la violencia. Era, evidentemente, la idea que trasladaban desde el Estado, que por definición es quien ejerce una violencia mayor, en número e intensidad. En Catalunya, frente a quien pacíficamente quiere decidir su futuro, frente a quien pone los medios para que el Pueblo hable, frente a quien impulsa un proceso democrático, el Estado lo único que utiliza es la violencia como respuesta.

DKHA2OjWkAAUWV9

Han enviado miles de policías y guardias civiles, van a enviar a la Legión, sacarán los tanques a la calle, han detenido a altos cargos de la Generalitat y seguramente detendrán a más representantes del Pueblo catalán. Han tomado el control de los Mossos y han puesto al frente a un guardia civil procesado por tortura en Euskal Herria. Antes de ayer, en una manifestación de la ultraderecha, se agredió a ciudadanos por el hecho de no compartir sus proclamas. Es su única respuesta, incapaces de comprender que Catalunya ha emprendido un camino que es imparable. No hay dudas de que más pronto que tarde Cataluña será independiente y el Estado español tiene, todavía, la posibilidad de decidir qué tipo de relación va a tener con ellos.

El Pueblo catalán tiene ganada esta batalla desde hace rato. Cada vez son más las voces que se alzan en Europa y en el planeta alertando de la escalada violenta del Estado español. A nosotras y nosotros nos queda la solidaridad y seguir levantando nuestra voz, ahí donde estemos, para denunciar la represión española en Catalunya y aquí mismo, en Euskal Herria. Es hora de hablar. No pasarán.

a Maya le va el rollo monárquico (el español, claro)

Justo un día después de no apoyar la exhumación de los restos de los generales genocidas, Mola y Sanjurjo, y de no apoyar el rechazo a las amenzas y pintadas contra el alcalde Joseba Asiron, el portavoz de UPN en Iruñea, Enrique Maya, se soltó con unas loas al Ayuntamiento franquista de 1953 que ni José María Pemán: “ El Ayuntamiento de 1953 tenía una amplitud de miras superior al actual”. ¡Vaya semanita me llevas, Enrique, vaya semanita! ¡Te has descocao del todo!

Los genocidas Mola y Sanjurjo a los que UPN quiere seguir dando honores
Los genocidas Mola y Sanjurjo a los que UPN quiere seguir dando honores

La cuestión para que el portavoz conservador haga semejantes declaraciones es la limpieza del zaguán, escaleras y algunos salones de la casa consistorial. Resulta que, desde que en 1951 se derribó y reconstruyó el antiguo edificio, no se había hecho ningún tipo de limpieza en el mismo. El rancio rastro dejado por años de gobiernos de UPN, se visualizaba perfectamente en la suciedad y oscuridad de paredes, en la raída alfombra ahora retirada, en una ornamentación recargada consistente, principalmente, en retratos reales de bastante mala calidad y en una puerta principal cerrada a cal y canto para que el búnker quedase a salvo de intrusos.

Con la llegada del nuevo Ayuntamiento del cambio se abrieron las ventanas para ventilar y sobre todo se abrieron las puertas de par en par para que cualquier persona pudiese acceder al edificio. Antes, en los años del Régimen, la puerta principal era de uso exclusivo para la corporación y poco más. El pueblo, llano y soberano, debía acceder por la puerta de atrás. Para la ciudadanía las alfombras y retratos estaban vedados. Se abrieron las puertas el año pasado y desde entonces cualquier persona puede entrar por delante o por detrás, como más guste, pues ya se sabe que, como en todo, en gustos no hay nada escrito. Se empezaron a levantar las alfombras y se sigue haciéndolo, hasta que ha llegado el momento de quitar moqueta, de pisar el digno marmol y de recordar una y otra vez que, al igual que en el marmóreo senado romano, quienes están en el Ayuntamiento representando a la ciudadanía lo hacen para cumplir la función de mejorar la vida de sus conciudadanos y conciudadanas. Se decidió pintar, más blanco, para darle más luz, la luz que el gobierno presidido por Asiron, se empeña en darle día a día y para ello se retiraron hasta doce retratos reales, de otros doce monarcas, todos ellos españoles y posteriores a 1512.

Empezando por Fernando de Aragón y terminando en María Luisa de Parma, el ascenso por las escaleras hasta el segundo piso estaba custodiado por las miradas de los Trastámara, Austria y Borbones. Y la verdad sea dicha, si por lo menos hubiesen tenido la calidad extraordinaria de los Austria retratados por Velázquez o los Borbones retratados por Goya, pues ni tan mal. Pero es que no es el caso, ni mucho menos. Los retratos realizados por Diego Díaz del Valle a finales del XVIII son de una calidad inferior, por no decir otra cosa, que por respeto al arte prefiero no señalar. Y lo dice el mendas, que no es, ni mucho menos experto en retratos, y también cualquier profesor de arte que haya pasado por delante de las narices reales o los mentones borbones. Aparte de esto resulta que solo había retratos de los monarcas españoles que usurparon el trono a la monarquía original navarra, usurpando de la misma manera parte de la historia de la ciudad. Ni rastro de Aristas, Jimenas, Champañas, Évreux, Foix y Albret. Esos, parece ser, no les gustaban, ni las testas reales para inmortalizar en retrato, ni mucho menos la soberanía que representaban. Pero además de este hecho, es evidente que las mujeres y hombres que hicieron real esta ciudad, que la construyeron y la levantaron con su trabajo, no tenía sitio en ninguna de las paredes del consistorio, porque sus vidas de peones no interesaban, tampoco, a quienes, tras la victoria nacional religiosa y después de llenar las cunetas de asesinados, decidieron levantar un nuevo edificio.

Y el peor de los sacrilegios que, por lo visto, ha hecho este ayuntamiento abierto y transparente ha sido el quitar un escudo de la dinastía borbónica. Policromado y tal, con mucha floritura como corresponde a la época barroca, pero escudo heráldico de la actual casa reinante en el Estado español. El escudo en cuestión se encontraba presidiendo el zaguán de la Casa Consistorial. No era el escudo de la ciudad o acaso el escudo de Navarra. No eran tampoco los escudos de los tres burgos que originaron la ciudad. No. Qué va. Era el escudo de una familia que, siglo tras siglo y sin que nadie los haya elegido, se han dedicado a vivir a cuerpo de rey.

6
Escudo heráldico de los Borbones

Decía Maya que a Asiron y su gobierno municipal “no le gustan nuestros reyes”. Pues mira Enrique, no, a mí, en concreto, no me gustan por Borbones, por ocupadores y conquistadores y además por ser reyes. Vamos, que me gusta más la gente de la calle y tal. La currela. La de aquí y la de allí. Pero eso es otro tema.

No se si el alcalde Asiron y el gobierno municipal tienen intención de volver a colocar a esta recua mal pintada en las paredes de las escaleras. Por mi parte les pido que no lo hagan. Hay muchos otros elementos para embellecer las escaleras del Ayuntamiento. Cuadros de la colección del Ayuntamiento, fotografías antiguas, retratos de gente de esta ciudad que la han hecho posible, planos de Iruñea, obras de artistas locales. Lo que sea. Pero, por favor, que no vuelvan a poner esas caras que poco supieron y en nada se interesaron por esta ciudad que tiene más de 500 años de existencia. Muchos más años que un listado de reyes usurpadores.

Y seguid abriendo el Ayuntamiento a toda la gente. Para reuniones, para preguntar, para solicitar y para aportar. Y también para visitar su Ayuntamiento.

no perdáis el tiempo

Si no sois los responsables de comunicación de algún colectivo, organización, plataforma, dinámica o de cualquier movida, no perdáis el tiempo leyendo la bazofia que todos los días se encargan de soltarnos, con un objetivo muy claro, los voceros del Régimen, Establishment, Casta o como queráis llamarlo. Si seguís este consejo, seguro que viviréis mucho más felices. Solo por eso merece la pena seguirlo.

establishment

Hace tiempo que dejé de ver la televisión. Alguna vez que se me ha ocurrido decir esto ha habido quien me ha llamado snob, rarito o incluso altivo. Las más de las veces la gente se queda callando y en muy contadas ocasiones ha habido quien me ha dicho que muy bien, que era una buena elección. La verdad es que cualquiera tiene el derecho a emplear su tiempo como quiera, pero de verdad, si hiciésemos un mínimo análisis de lo que en realidad hago, seguramente buscaríamos mejores cosas que hacer en ese tiempo. Porque las personas con un mínimo de pensamiento crítico somos conscientes, y esto es lo bueno, que somos conscientes, que la mayoría de programas, emisiones, series de la televisión, programas de radio matinales y vespertinos, y qué decir de los nocturnos, así como periódicos y articulistas, pasando por las páginas web del momento, tienen el principal objetivo de defender los intereses del Establishment. Del Sistema. Así de claro.

Con todos esos medios la Casta consigue, algunas veces de manera sibilina y otras sin ningún tipo de disimulo, que la sociedad en general haga naturales situaciones que, de ninguna de las maneras, son naturales. Si constantemente nos dicen que una mujer ha sido hallada muerta tras una pelea de pareja, dejaremos de pensar que esa mujer ha sido asesinada como consecuencia de un sistema patriarcal y machista. Si todos los días nos dicen que miles de personas llegan a Europa para escapar de la situación que viven en sus países, no nos dará por reflexionar sobre qué responsabilidad tienen en todo eso los países de la Unión Europea. Si en el Estado español les machacan todos los días con la canción de lo malos que somos vascos y catalanes (las vascas y catalanas aparte de eso son feas y guarras), no tendrán tiempo para pensar en y movilizarse contra los constantes recortes impuestos desde la Troika. Y así constantemente. Añádele a eso un mucho de fútbol, una adoración desmedida a la belleza física y a la juventud perenne, un poco de cine y series comerciales, un mensaje omnipresente para que compremos de todo y unos cuantos personajes de la farándula del famoseo y el resto está hecho.

A mi también me gusta ver de vez en cuando alguna serie americana y ver cine comercial, caigo más veces de lo que me gustaría en el consumismo, etc., pero creo que una de las mejores cosas que tenemos oportunidad de hacer ahora es elegir el cuándo lo hago. Por eso las series las veo cuando quiero, no cuando me las ponen; leo los periódicos con criterio (y está claro que me la meten muchas veces sin darme cuenta) y escucho programas de radio mediante pod-casts, blogs que yo elijo y poco más. Para mantenerme (des)informado leo todas las mañanas los periódicos la sección de Iruñea y algo de Nafarroa. Pero lo que nunca puede pasarnos es que las noticias que lea ahí condicionen, de alguna u otra manera, mi propio plan, mis prioridades y mi estrategia para llevarlas a cabo. Por eso el Diario de Navarra lo leo con guantes, para no ensuciarme y el navarra.com ni lo huelo (y tufo tiene para rato). Por eso en Twitter no sigo a ningún trol y si se empeñan en incordiar los bloqueo directamente.

manipulacion-informativa1

No se si con esto tendré un pensamiento más crítico, pero os aseguro que vivo mucho más tranquilo, seguramente más feliz, y sobre todo con más tiempo para dedicarme a las pequeñas cosas que me gustan, como pasear con el aita, leer un buen libro, darme una vuelta en bici, echarme un vino con mi familia, reírme con mis amigos y amigas, a veces llorar con ellos, enamorarme, desenamorarme, escuchar música y emocionarme porque en julio seré tío. Ese es el espacio que le gano a mi tiempo dejando de consumir basura.

P.D. Contradicciones tengo y muchas y son parte de esa constante batalla por decidir.

¡ni hablar de torturas!

A UPN, a esos que se les llena la boca de democracia, no les gusta que se hable de torturas y no lo pueden disimular. De torturas en el Estado español, claro está, porque si hay que hablar de países sudamericanos, africanos u asiáticos, son los primeros en hacerlo. Pero nada de Europa, ni Turquía claro está, ni de saudíes, que son amigos de los Borbones, aunque se dedique a cortar cabezas, ni mucho menos de Marruecos, también amigos del Jefe de su Estado. Pero de torturas en el Estado español, nada de nada. Porque lo primero, “aquí no se tortura“, lo segundo, “eso se lo inventan todos los detenidos de ETA” y tercero, “esto es una democracia“. Da lo mismo que incluso organizaciones internacionales como Amnistía Internacional denuncien año tras año que estas prácticas se dan en las comisarías españolas. Da lo mismo que incluso un alto funcionario europeo se atreva a hacer recomendaciones a quienes gobiernan en el Estado de cara a la erradicación de la tortura, porque “es amigo de los vascos, claro está“.

konferentzia-kartela-ona-01

Y es que resulta que, el próximo 13 de febrero, aniversario de la muerte en comisaría de Joxe Arregi, después de ser salvajemente torturado, se ha organizado una charla para hablar sobre la práctica de la tortura y en ella van a hablar profesionales reconocidos internacionalmente. Una charla para denunciar que en el Estado español se tortura. Y eso no puede ser. Y no puede ser porque resulta que a los que organizan la charla les van a juzgar en la Audiencia Nacional. Y el colmo es que encima lo vayan a hacer en el Condestable, espacio municipal para este tipo de eventos. Y la desfachatez máxima es que tengan el beneplácito del Ayuntamiento para hacerlo. ¡Hasta dónde vamos a llegar!

Si UPN siguiese gobernando en esta ciudad se prohibiría, mediante orden gubernamental, semejante charla. Se perseguiría aunque se tuviese que hacer en la sede de cualquier colectivo de Iruñea, porque, desde luego, sería imposible intentar hacerlo en un local municipal. Un local de esos que, en principio, están al servicio de la ciudadanía, de toda, lo mismo para hablar de tortura, que de cría de conejos, que de cine francés en la década de los 60 del siglo pasado. Si UPN gobernase solo se harían las charlas del Régimen, esas que sirviesen para mantener en pie el corralito foral. Si UPN gobernase seguirían ocultando la memoria de Joxe Arregi y de las decenas y centenas, las miles de personas torturadas en las últimas décadas en Euskal Herria.

Pero UPN ya no gobierna. No lo hace porque así lo decidió la mayoría electoral. Y es por eso que, en esta ciudad, los locales municipales están para que las vecinas y vecinos puedan utilizarlos para hablar de cualquier cosa. También de tortura. Por eso, el 13 de febrero, asistiré en el Condestable, a la conferencia organizada por los encausados en el sumario 4/2014 de la Audiencia Nacional. Porque creo totalmente que la tortura sigue existiendo y que Jon Patxi, Gorka, Iñigo, Iker y Gorka fueron torturados mientras estaban incomunicados en dependencias policiales. Por eso asistiré a la charla, como un acto de denuncia de este hecho y para mantener viva la memoria de Joxe Arregi y todos los demás torturados y torturadas.

AZTNUGAL (LAGUNTZA), Ayuda, es lo que pedía al forense, escribiéndolo al revés, Jon Patxi Arratibel mientras estaba siendo torturado, en el transcurso de la detención bajo incomunicación que le aplicaron durante cinco días.

P.D. Mientras intentan que no se hable de lo que ocurre, de los episodios de tortura, ni de la propia tortura, como si no existiese, UPN manda a un emisario a la Zarzuela para decirle a su rey que “en Navarra quieren cambiar la historia“. Hace falta tener jeta.

tres conceptos

Conocida la decisión de las compañeras y compañeros de las CUP de votar en contra de la investidura de Artur Mas y antes de nada, me parece conveniente, desde el máximo respeto a esa decisión, comentar tres conceptos que, en cualquier análisis, deberían ser tenidos en cuenta. Previamente señalar que, desgraciadamente, una formación política vaya hasta el final en un proceso de ejercicio de decisión interna, asumiendo todas las consecuencias, no es lo común y eso es lo que sorprende en estos momentos. Por otro lado, lamentablemente a nadie sorprende que el personalismo y protagonismo de una persona sea la causa principal de la puesta en marcha de ese ejercicio de decisión. Dicho esto, creo que, para analizar la cuestión, habrá que hacerlo teniendo en cuenta los conceptos de democracia, estrategia y política.

eslhora

Democracia. Poder del Pueblo. En este caso, el poder de la militancia de las CUP para decidir en una Asamblea. La carambola quiso que las opciones del SÍ y el NO empatasen a 1515 votos. Finalmente los 68 miembros del Consell Polític y el Grup d’Acció Parlamentaria han decidido no dar el apoyo al candidato de Junt pel Sí. Y a mi, más allá de la decisión, me maravilla la coherencia a la hora de seguir adelante con el ejercicio. Otra cosa es si, en estos momentos, ese ejercicio, con todas sus variables, era la mejor manera de decidir. Fórmulas hay muchas. Pero es una decisión que solo compete a las CUP. Los demás seguimos aprendiendo.

Estrategia. O cómo vas a conseguir un objetivo en un plazo x. En este caso llevar adelante el proceso de independencia de Catalunya. Porque entiendo que ese es el objetivo, y no otro. Dentro de esa estrategia hay que señalar los diferentes tiempos, los compañeros de juego y las tácticas e instrumentos que se utilizarán para llegar al objetivo final. Y esa estrategia deberían estar contempladas las consecuencias ante las diferentes posibilidades abiertas en el caso del apoyo o no a una investidura de Artur Mas. Las diferentes variables y sus consecuencias, no solo en la elección de un president, si no en en el independentismo, en el apoyo al derecho a decidir, los pesos electorales, la conformación de mayorías y minorías. En el caso de haber apoyado a Mas habrían dispuesto de casi cuatro años para trabajar y llevar adelante el proceso catalán. No apoyarlo significa una muy probable convocatoria de elecciones que, a buen seguro, cambiarán las relaciones de fuerza actuales y lo más seguro, las relaciones de fuerza entre Catalunya y el Estado español. Lo que está claro es que el proceso, de una manera u otra, debe continuar.

Política. Actividad tendente a buscar el bien común. O eso debería ser. En este caso los diferentes movimientos realizados en un momento concreto (investidura), con un objetivo común (llevar adelante el proceso catalán) y un objetivo particular (un tipo de sociedad diferente al modelo capitalista). Es evidente que las CUP están comprometidas en un proceso basado en el derecho a decidir que lleve a Catalunya a la independencia, pero también es conocido que esta formación tiene un modelo social que difiere, sustancialmente, en el modelo social de Artur Mas. En política hay que tomar decisiones y hay veces en que estas impulsan uno u otro objetivo. En esta ocasión se ha decidido impulsar el objetivo propio, no apoyando a una persona como Artur Mas, que representa la corrupción de un modelo social neoliberal y capitalista. Con esa decisión imagino que serán conscientes que el proceso por la independencia de Catalunya se ralentizará inevitablemente.

Desde el máximo respeto y desde una Euskal Herria que está a años luz de muchos de los ejercicios prácticos que se están dando en Catalunya creo que, en esta ocasión, la apuesta debía haber sido impulsar el proceso catalán mediante el apoyo a Artur Mas. ¿Por qué? Porque ese proceso necesitaba seguir haciendo su recorrido para hacerlo todavía más fuerte e irreversible ante los movimientos, electoralistas y estratégicos, que se están dando y se van a dar desde el Estado español. Y porque soy de los que pienso que la lucha social y nacional son diferentes reversos de una misma moneda. Con una Catalunya fortalecida nacionalmente se podría haber seguido avanzando, sin duda, en la justicia social, con un modelo más solidario y justo. Sea como fuere, todo mi apoyo y solidaridad para seguir adelante con ese proceso.

En otro momento habrá que valorar y reflexionar, también, sobre la decisión personalista de presentar a Artur Mas como candidato a president. Sin este empecinamiento, no habría existido, posiblemente, la decisión de hoy.

Pero dicho esto, más nos vale fijarnos en nosotras y nosotros y reflexionar sobre cuál tiene que ser nuestro modelo de actividad política. En Europa y en Euskal Herria la Izquierda tenemos pendiente una reflexión profunda sobre nuestra manera de hacer política. Ánimo. Os dejo el editorial de Gara de ayer, que me parece un buen documento para reflexionar en un día como hoy.