retrato de una familia en Corfú

Larry caminaba rápidamente, con la cabeza erguida y en el rostro tal expresión de soberano desdén que su diminuto tamaño pasaba inadvertido, vigilando suspicazmente a los mozos en lucha con sus baúles. Tras él marchaba Leslie, con aire de tranquila belicosidad, y después Margo, remolcando metros de muselina y perfume.

Me lo he pasado pipa con este libro. Un libro que descubrí a través de un blog y del que vi antes, contra mis principios, la versión en forma de serie para la televisión. Ambas dos, el libro y la serie, son deliciosas. Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell, un clásico poco conocido que hace una divertida descripción de la familia del escritor, en su estancia en la isla griega de Corfú, mientras se dedica a descubrir los animales que existen en el lugar. Y pese a estar en Grecia, lo mejor, en este caso, es que el autor no se deja llevar por los vestigios de la cultura clásica, si no que describe la vida, lozanía y alegría de la isla en los primeros años de la década de los 30 del siglo XX. Y lo hace con un humor divertido y fresco.

The Durrells Season 2

La familia está compuesta por la madre, viuda pero todavía joven, el hijo mayor, Larry, el intelectual de la familia, escritor (autor de El cuarteto de Alejandría), el hermano mediano, Leslie, un chalado que va siempre con escopeta, la hermana Margo, a caballo entre dejar de ser adolescente y empezar a ser mujer y el autor de la obra, Gerald, quien después fue un reconocido naturalista. Resulta que deciden irse de Londres a Corfú y allí viven unos años descubriendo el nuevo modo de vida, haciendo amigos entre las gentes del pueblo, y en el caso de Gerald, descubriendo y coleccionando animales, etc. Me he reído en todos los capítulos y he disfrutado en los capítulos que se dedica a describir el comportamiento de tal o cual animal (increíble).

El libro tiene su continuación en otras dos novelas, Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses. En la época de Corfú, Gerald, no asistió a la escuela y recibió educación de diferentes amigos, casi todos intelectuales conocidos de su hermano Lawrence y del científico, poeta y filósofo Theodore Stephanides, que le dejó una honda impresión para toda su vida. Si tuviera hijos, o hijas, me da igual, me gustaría que en su momento tuviesen la oportunidad de recibir, aunque sea durante un tiempo, una educación similar, basada en la observación, la experiencia propia, el descubrimiento y la libertad responsable.

Un libro para quienes necesitan reír, aunque sea con la familia, para quienes no tienen miedo a empezar de nuevo, para quienes son capaces de descubrir en el día a día y para quienes creen que la vida consiste en aprender cada día algo nuevo. Y si se hace con humor, mejor que mejor.

Y como he dicho, también está la serie The Durrells, de 2016, producida por ITV y que es una versión más libre que la versión de 1987 de la BBC. Esta última no la he podido ver, pero siendo de la cadena británica seguro que es una maravilla. En cuanto a la de 2016 es una serie fresca, divertida, que destila encanto y cuyo mayor aliciente es el niño que encarna a Gerald, Milo Parker, y que descubrí en Mr. Holmes y al actor que encarna a Larry, Josh O’Connor, que a buen seguro lo veremos bastante más de aquí en adelante.

vida, al estilo de Zorba

Sentí una vez más lo sencillo que puede ser alcanzar la felicidad: un vaso de vino, unas castañas asadas, una mísero brasero, el sonido de la mar… Y nada más. Y todo lo que se necesita para sentirlo aquí y ahora es un corazón sencillo, frugal.

Aunque no se haya visto la película, quien más, quien menos, recuerda la escena de Anthony Quinn con un joven que casi nadie sabe que se llamaba Alan Bates bailando al son de la música de Mikis Theodorakis un sirtaki en medio de una playa cretense. Ese es el final de la película, pero, como en muchas ocasiones ocurre, no es el final del libro que dio origen a la película ganadora de tres Oscar.

zorba-the-greek-9781476782812_hr

Nikos Kazantzakis, fue un escritor y filósofo griego que se dedicó a la poesía, las novelas y los libros de viaje. En 1946 escribió Zorba el griego. Vida y aventuras de Alexis Zorbas, una novela que cuenta la historia de un joven intelectual, aburrido, cuya única manera de vivir la vida es a través de los libros, a través de otras vidas, hasta que se encuentra con Zorba, un hombre alegre y bullicioso que se dice experto en hacer sopas de todo tipo, minero capaz de abrir las vetas más hermosas para la tierra, tañedor del sandouri, ese santur consistente en cuerdas metálicas que son golpeadas con un palo logrando sacar sonidos hermosos. Zorba ha sido un poco de todo y cuenta historias, muchas, y las que no sabe contar con su voz las baila, porque Zorba es capaz de contar lo que siente por medio de la danza.

El caso es que el patrón, nombre por el que conoceremos al joven intelectual, narrador de la historia, queda prendido con la vitalidad de ese hombre de ojos profundos, que es capaz de asombrarse con las estrellas como si las viese por primera vez, que da importancia a la vida misma, esa que es necesario vivir en presente, sin estar pendiente de lo que hiciste, ni de lo que harás. En esta historia de amistad se cruzan otros personajes, mujeres que en su día fueron musas de hasta cuatro almirantes de cuatro potencias navales diferentes, mujeres que viven la vida con pasión, sin dar importancia al qué dirán, hombres pretendidamente santos, popes griegos, que son en realidad seres ruines y míseros.

Si estás siendo víctima del agotamiento de este final de curso, o vives la vida con el aburrimiento de la monotonía, sin dar importancia a las cosas sencillas, sin ser consciente de la belleza de una planta, aunque esté muerta de sed, si no sientes dentro de ti el olor a vida que desprende una ensalada de tomate con ajo, si has perdido la capacidad de beber una copa de vino con los amigos como si ese vino fuese la amistad misma, si crees que la vida consiste únicamente en leer las vidas de otros, si no eres capaz de sonreír con el descubrimiento diario de un niño, si has dejado de ser hace tiempo ese niño que descubría la vida, esta novela es tu novela. Zorba, el griego, que en realidad es macedonio, te contagiará su alegría por la vida, por esa vida que está delante nuestra y que la mayoría de las veces no vemos. Una novela para este verano recién comenzado.

El libro ha sido editado por Acantilado en una nueva traducción de Selma Ancira que, de verdad, es una auténtica maravilla. La traductora ha sido capaz de captar en su totalidad la vitalidad y el goce instantáneo de Zorba. Os dejo con el famoso sirtaki de Theodorakis. Bailadlo y dejaros atrapar por la danza. Hablad a través de ella, como Zorba.

GuardarGuardar

zorionak Syriza, zorionak Europa

Hoy se preguntaba una persona en Twitter que a qué viene tanta euforia por lo de Syriza, si es que ahora todo el mundo va a conseguir trabajo o qué. La euforia viene porque hoy es la primera vez que un estado, soberanamente, decide dar la vuelta a la tortilla y elegir un modelo diferente al impuesto por la Troika europea. Nada más y nada menos. Es decir, está demostrando que pese a las amenazas, las presiones y los anuncios de caos, en Europa se puede conseguir lo que una mayoría social y política desee. Y ahí está el quid de la cuestión.

siriza

Esa victoria frente al Sistema, esa batalla ganada (para ganar la guerra a la que nos tienen sometidos quedan muchas batallas que vencer) es el símbolo al que el resto de Pueblos oprimidos y quienes anhelamos una nueva sociedad en esta vieja Europa miramos con esperanza. Y esa es la victoria a la que la Europa oficial, la de los bancos y mercados, la de los partidos viejos, la de los muros con alambradas y mares-cementerio en el sur, mira con auténtico terror. Porque es la viva imagen de que todo el chiringo que han montado se les empieza a desmoronar. Pensaban que era un castillo con una buena base, pero no se han percatado que si los cimientos se construyen de espalda a la sociedad, son de arena y tarde o temprano acaban cayendo.

Aún y todo la base de todo esto y del nerviosismo del Sistema es mucho más básico que todo eso. No están histéricos porque una opción contraria a sus intereses haya ganado, rozando la mayoría absoluta, unas elecciones, si no que la propia idea de que un Pueblo, poniendo en práctica su soberanía haya podido elegir entre una u otra opción les saca de sus casillas. En Grecia nació la idea y el concepto de Democracia. Y en Grecia han demostrado que ese concepto consiste, ni más ni menos, que en el gobierno del Pueblo, esto es, en que el Pueblo, poniendo en marcha diferentes mecanismos, tome las decisiones que mejor le parezcan.

El Régimen en Grecia, en Berlín, en Madrid, en Euskal Herria o en Nafarroa asiste a la pérdida de una batalla decisiva. El nerviosismo patente en las filas de los partidos que han sostenido el Régimen a base de machacar a la ciudadanía es cada vez mayor. En Madrid la campaña para noviembre o enero, da lo mismo, ha comenzado y va a ser una campaña dura, llena de amenazas, de miedos, de presiones y de imágenes catastróficas. En Euskal Herria y sobre todo en Nafarroa  la campaña empezó hace unos meses. Vamos a asistir, estamos asistiendo ya, a una estrategia desestabilizadora de la opinión mayoritaria consistente en amenazas de todo tipo. Van a utilizar todos los medios a su alcance, y son muchos. Los partidos del Régimen unidos, sus periódicos golpistas mintiendo y falseando, sus policías acosando y reprimiendo, el Opus vigilante, los sindicatos españoles sosteniendo a sus dueños y los empresarios afines haciendo piña.

Si en Grecia han podido en Euskal Herria, en Nafarroa y en Iruñea también vamos a poder. Porque su castillo, ese que construyeron a base de cunetas, tras cuarenta años de silencio y utilizando una falsa transición, tras otros casi cuarenta años, está cayendo también. Mientras tanto nosotras y nosotros no podemos ser espectadores pasivos de ese desmoronamiento. Nuestra labor es seguir construyendo nuestro propio modelo, al igual que han hecho en Grecia. ¡Si Syriza lo ha conseguido, EH Bildu y la izquierda con su trabajo también lo conseguirá!

Zorionak Syriza! Zorionak Grecia! Zorionak Europa! Zorionak Euskal Herria!! Zorionak Nafarroa! Zorionak Iruñea!