#altsasukoakaske

El martes estuve casi una hora con dos madres y un padre de los chavales de Altsasu. La reunión era para poder hablar antes del pleno que se celebra esta tarde, en donde se debatirá, y previsiblemente aprobará, una declaración apoyando la manifestación que el 14 de abril recorrerá Iruñea pidiendo justicia para los acusados altsasuarras.

La intención de Aritz y yo no era más que la de escuchar a la gente que viniese. Llevaban toda la mañana de reunión en reunión por la casa consistorial, contando a todo el que quisiese escuchar su rutina desde hace casi 500 días, desde que en medio de un montaje mediático-político-judicial, sus hijos e hijas fuesen detenidos y encarcelados por una bronca en un bar, en la noche de ferias. Rutina que consiste en contar a todo el mundo la injusticia que están viviendo, los ocho jóvenes, las ocho familias, las cuadrillas de los ocho, los conocidos de los ocho y de sus familias y sus amigos, un pueblo entero.

topatu4

Más allá del discurso que recoge el relato de los sucedido, más allá de escuchar esa parte ya conocida por nosotros, más allá de recibirles, algo que también hizo esa mañana el representante del PSN para poder mostrarles la mayor de las frialdades posibles ante su caso, me interesaba saber cómo estaban ellos personalmente. Es fácil imaginar lo qué puede sentir una madre o un padre cuando su hijo está sufriendo esta injusticia, pero aún y todo quería escucharlo de sus propios labios.

“Tenemos la sensación de estar viviendo una pesadilla, una pesadilla que andaban buscando hace tiempo y casualmente nos ha tocado a nosotros”. La certidumbre de que esta situación era algo buscado es algo que tienen más o menos claro en todo el pueblo. No fue algo casual. Casual fue la riña en el bar, pero las consecuencias no. Eso estaba más o menos preparado y lo aprovecharon.

“Vivíamos tranquilamente, cada vez más. El ambiente estaba cada vez más reposado, los miedos se iban alejando. La gente más joven, la última generación de gente joven, no vivió los años duros de la represión. Todo eso se truncó de repente. El miedo, la tensión, las ansiedades volvieron de un día para otro. Retrocedimos veinte años en el tiempo”. Un pueblo constantemente represaliado y perseguido, ya desde que se declaró fiel con la República en el 31, con la tasa más alta de encarcelados por la insumisión, con un atosigamiento constante. Todo aquello se iba superando poco a poco, la convivencia se iba rehaciendo y de repente todo aquello se esfumó. Y se esfumó porque así quisieron que pasara.

 

pajaro-libre

Un pueblo cada vez más comprometido con el euskera, con la cultura, con formas de emprender y encarar la vida. Un pueblo que en las dos últimas legislaturas ha tenido ayuntamiento abertzale. Un pueblo que sonreía y aún sonríe al futuro. “Nos la tenían guardada, no podían permitir que empezásemos a construir en vez de simplemente resistir”.

“Siguen sin entender porqué les está pasando todo esto. Salieron una noche de fiesta y ya no volvieron. Una bronca en un bar se convirtió en un hecho para ejemplarizar a todo un pueblo, a todo el valle, a todos esos pueblos que desde la rebeldía quieren construir su futuro”. Chavales de alrededor de 20 años, con peticiones fiscales de hasta 62 años. Saberte objeto de una venganza desmedida tiene que ser una losa muy pesada encima de ti, quizás demasiado pesada. Pero no están solos.

“En este tiempo hemos conocido a personas maravillosas. Gente que nos ha dejado dormir en sus casas cuando hemos salido a contar el caso. Una solidaridad inmensa y creciente que cada día nos fortalece y nos impulsa a seguir luchando”. Qué duda cabe que la solidaridad tiene esa función. Arropar, apoyar, impulsar, estar ahí, acompañar.

Por eso, en un momento dado, más allá de sentir muy adentro el sufrimiento de esas madres y padres, pude sentir el orgullo de estar delante de personas que con gestos muy pequeñitos se están enfrentando a un gigante desbocado y lleno de ira. Y no tengo duda que con nuestros pequeños gestos, el de cada una de nosotras y nosotros, conseguiremos un día que el gigante empiece, siquiera, a replantearse su odio. Las grandes victorias, esas que no salen en los libros de historia, porque son victorias que las consiguen la gente de la calle, son victorias conseguidas paso a paso. Por eso es importante que hoy en el pleno de Iruñea, a pesar de UPN y pese a PSN, se apruebe una declaración en solidaridad con los encausados de Altsasu. Por eso es tan importante en esta lucha, que todas y todos participemos en la manifestación del 14 de abril, para gritar una vez más #AltsasukoakAske!!!!!!!

el fascismo no tiene cabida aquí

La jornada de ayer pasó a la historia como el día en que Iruñea, Pamplona, dio un paso de gigante hacia el respeto y memoria a las víctimas franquistas. Recién pasada la medianoche del 15 al 16, según ha relatado el alcalde Asiron, se iniciaron las exhumaciones de los restos que permanecían en la cripta de “los caídos”, tras la exhumación, hace unas semanas, de los restos del general Mola. Un proceso que se llevó a cabo el día 16 de noviembre, tal y cómo se anunció, con discreción y con el respeto solicitado por las familias. Y llegados a este punto, las comparaciones, en este caso, son necesarias. Ojalá tantas y tantas familias hubiesen tenido la oportunidad de rescatar los restos de sus familiares de las cunetas y simas donde estaban, con tanta pulcritud, diligencia y respeto por parte de quienes gobernaban en aquellos momentos. Afortunadamente, durante décadas, estuvieron los colectivos memorialistas realizando estos trabajos, sin apenas apoyo institucional, pero con una humanidad y dignidad que aquellos que volvían la cabeza ante las cunetas con cadáveres de vecinos y vecinas de esta tierra que creyeron en la Libertad, demostraron desconocer. Vamos avanzando en la recuperación de la memoria sustraída, sin revanchas, pero con la determinación de seguir trabajando hacia el reconocimiento y la justicia.

Y es que, trabajo, todavía queda mucho por realizar. Esta misma semana, el pasado lunes, en comisión municipal, el Ayuntamiento debatió una moción trasladada por la Plataforma contra el Fascismo en la que se solicitaba el apoyo de Iruñea a la manifestación convocada para este mismo sábado y que lleva como lema “Por las libertades, contra el fascismo”. Esta manifestación, convocada por más de 50 colectivos políticos, sindicales y sociales, logró el apoyo mayoritario de los grupos municipales con la única excepción de UPN, que, una vez más, se mostró en contra agitando, de manera desesperada, la bandera de ETA. Es triste ver cómo se agarran a ese palo ardiendo con absoluta desesperación. Lo estamos viendo todos los días. Son ellos los que, en este caso, se quedan como abanderados de una posición tibia en la que siguen sin poder apoyar una manifestación por las libertades y contra el fascismo. Son los hijos de sus padres que siguen empeñados en no pasar página. UPN, que votó en contra de las exhumaciones. UPN, cuya ex-concejala, Paz Prieto, se presentó como representante de los Sanjurjo, que han llegado a amenazar al Ayuntamiento de Iruñea si se ejecutaban las exhumaciones. UPN, que sigue siendo incapaz de defender las libertades para todas y todos. UPN, a la que le es imposible posicionarse contra el fascismo.

img_0886

Y es que, señoras y señores de UPN, en esta ciudad, a día de hoy, siguen existiendo expresiones fascistas. Es nuestra labor trabajar para que esas expresiones desaparezcan de una vez. Cuando algunos y algunas señalamos la diversidad de nuestra ciudad como un elemento importante de Iruñea, no lo hacemos porque sí. Creemos en ella y la reconocemos como parte indispensable de nuestra vida, nuestro modelo de sociedad y la Iruñea del siglo XXI. Por eso es necesario expresar nuestra determinación para defender las libertades de todas las personas que viven en Iruñea y mostrar nuestro rechazo más absoluto ante cualquier expresión fascista que se pueda dar en la ciudad. Que sepan quienes berrean su fascismo por ahí, que en esta ciudad no se los quiere. Quienes no apoyan esta manifestación, deben ser conscientes de que son una minoría que se sitúan al lado de los fascistas y frente a quienes creen en las libertades para todas y todos.

El sábado será un día para salir a la calle, para defender lo que defendieron aquellos que acabaron en las cunetas y para rechazar el ideal de aquellos que han sido exhumados de la cripta. Queda mucho trabajo. Hay que seguir impulsando la querella contra los crímenes franquistas, tenemos que iniciar el debate sobre el futuro del edificio denominado de “los caídos” y sobre todo tenemos que seguir trabajando la riqueza y diversidad de esta ciudad. Este sábado, “Por las libertades y contra el fascismo”, estaremos muchas personas. De hecho, estaremos la amplia mayoría de esta ciudad.

de las palabras a los hechos

Ayer, en esa manifestación que fue una amalgama de sensaciones, algunas encontradas, pero sobre todo con un sentimiento general de solidaridad, el mensaje final fue claro y contundente. Ese final de la manifestación contra el ERE a la plantilla de TRW estuvo marcado por las palabras del presidente del comité que dijo que era hora de “pasar de las palabras a los hechos”. Y creo que no hubo un final mejor.

trw_pat7775.jpg_20160130194053_11

La verdad es que encontrarme en una misma manifestación con la gente de UPN y PP era, cuanto menos novedoso. La verdad es que verlos desfilar como si fuese un paseo sin más, no fue agradable, pero me quedo con la solidaridad demostrada por el conjunto social y político. Eché en falta una referencia a la reforma laboral que ha ocasionado y ocasiona episodios como el que se vive en TRW. Esa reforma del Partido Popular fue apoyada, con convicción, por UPN. Seguramente ayer más de uno y de una nos acordamos de eso. Seguramente muchos trabajadores de la planta de la multinacional también. A nadie se nos olvida, ni se nos pasa, que la actual situación socioeconómica que estamos pagando la clase trabajadora es consecuencia directa de las políticas neoliberales y recortadoras de derechos, impulsadas por esos dos partidos.

De las palabras a los hechos. El Alcalde de Iruñea en la reunión que le solicitó el otro día la dirección de la multinacional lo dijo bien claro. Ni ERE, ni amenazas, ni chantajes patronales. Aquí lo que hay que negociar es una salida favorable y justa para todo el mundo. Eso es a lo que, desde todos los niveles, nos tenemos que poner a trabajar. Si ayer en la manifestación estuvimos todos y todas, ahora es labor de todo el mundo impedir este nuevo ataque a trabajadoras y trabajadores.

¡Ánimo a toda la plantilla de TRW y fuerza en la lucha que queda por delante!

¡TRW no se cierra!

niebla londinense

Domingo, tras la exitosa mani de ayer toca pasear por la mañana, aprovechar este invierno que no quiere serlo, disfrutar de la lluvia y a la tarde puede ser un buen momento de lectura. Y una lectura de esas de detectives londinenses de finales del XIX, en medio de la niebla, asesinatos, descubrir quién es el asesino. Lectura sencilla pero de calidad, que diría Deborahlibros, como para una tarde de domingo.

Y es que aquello si que fue una gran niebla. La de 1897 en Londres, digo. Una niebla que, según las crónicas, sumió a la ciudad del Támesis en un manto blanco a través del cual apenas se vislumbraba tu mano si la alejabas de tu cuerpo. En el final de la época victoriana, un Londres con cada vez más problemas sociales, el movimiento obrero, harto de la explotación industrial, ha decidido que es hora de luchar por una mejora de sus condiciones de vida. Mientras tanto las colonias británicas cada vez andan más revueltas y sobre todo, Irlanda, es cada vez más un problema real para el Imperio. Es en este Londres en el que se desarrolla la historia del libro, de apenas 100 páginas, escrito por Richard Harding Davis y titulado, precisamente, En la niebla.

gaslight-fog

Este escritor norteamericano nació en Filadelfia en 1864, trabajó de redactor en varios periódicos, fue corresponsal en varias guerras y su obra más reconocida es Soldado de fortuna, que ha sido llevada al cine en dos ocasiones.

En cuanto a la novela que os propongo, este es el resumen de su historia. En la noche siguiente a esa gran niebla de 1897, un grupo de socios del club de caballeros más distinguido del mundo (estos ni se enteraban de luchas obreras, ni de nada), tratan de recomponer el rompecabezas de un doble asesinato acaecido el día anterior. Intensa niebla, un hombre que se pierde en mitad de Londres, el portal de una casa entre abierta y un asesinato recién cometido.


Una historia entretenidísima, que se lee en 0,2 y que tiene la virtud de atraparte de lleno en ella. Por eso, antes de comenzar a leer la novela, es mejor haber merendado, porque no te vas a levantar ni a mear. Si te va el Londres de levitas y chisteras e incluso si te ha dado por dejarte un bigote con las puntas hacia arriba, este es tu libro. Todo esto de la mano de una pequeña editorial que acabo de descubrir y que se está empeñando, me parece, en rescatar algunas obras hasta ahora desconocidas. Ardicia, editorial que señala del libro, al final de sus páginas, lo siguiente:

Impreso en Madrid en dos mil quince, cumplidos ciento veintiocho años de la publicación de Estudio en escarlata de Arthur Conan Doyle, primera aventura de un detective aficionado al violín y a la cocaína en una solución al 7%, que desaparecería en las cataratas de Reichenbach solo para, tres años después, volver de entre los muertos a petición popular.

71.000 gargantas, un solo grito

Volvemos hacia Iruñea con el sentimiento de que entre todas las personas que hemos acudido a las manifestaciones de Bilbo y Baiona, más las que no han podido estar, somos y seremos capaces de mover esta piedra llamada dispersión. Tras comer en Agurain, precioso pueblo jacobeo, hemos llegado a Bilbo sobre las cuatro pasadas. Un café, un té y camino a la calle Autonomía, esa calle que año tras año se convierte en la autopista de la solidaridad con las presas y presos vascos. Eran las cinco de la tarde y miles de personas esperaban el comienzo de la manifestación. Joseba ha recibido múltiples saludos y el cariño de gente orgullosa de que la persona que ostenta la Alcaldía de Iruñea se una al clamor de la mayoría social de Euskal Herria.

Finalmente, pasadas las cinco y media, ha salido la movilización, encabezada por las camionetas que cada fin de semana lleva a familiares a las cárceles más alejadas recibiendo el aplauso unánime de las personas que nos encontrábamos a los lados de la calle. Tras ellos cientos de familiares, padres, madres, hermanos, hermanas, compañeras y compañeros, hijas e hijos, amigas y amigos, de los 397 presos y presas dispersados en 70 cárceles fuera de Euskal Herria. El cariño demostrado hacia ellos y ellas es, sin duda, la demostración de que este Pueblo está y va a seguir estando unido para traer a todos y cada uno de los presos y presas a casa. Ha sido una manifestación que ha ocupado las calles principales de Bilbo y de Baiona. Porque ese ha sido el mensaje final que han trasladado desde las escalinatas del Ayuntamiento bilbotarra: “Hay que remar todos juntos y en la misma dirección, en defensa de los derechos humanos de las presas y presos políticos vascos”.

Volvemos a Iruñea con la esperanza y la determinación de seguir trabajando para que esta haya sido la última manifestación para exigir al unísono EUSKAL PRESOAK ETXERA!

mañana hay que estar en Bilbo o Baiona

Mañana es la cita, esa que año tras año nos sigue congregando a miles de personas para pedir el fin de la política de dispersión que los sucesivos gobiernos españoles y franceses han impuesto a las y los presos vascos y a sus familiares. Hay que tener una excusa potente para no estar mañana en Bilbo o Baiona. Todas y cada una de las citas que se realizan durante el año son importantes. Es más, diría que la de mañana no es la más importante. No en el sentido de que el trabajo constante de miles de familiares, activistas y personas individuales hacen día a día es, sin duda, el elemento que puede conseguir finalmente traer a las presas y presos a casa. La de mañana es una cita que mezcla la denuncia, la solidaridad y el cariño a las familias en una foto de Pueblo. Esa es la virtud de las manifestaciones que Sare ha convocado para mañana día 9.

kartela-nagusia-res-baxua

Motivos hay muchos, unos políticos, otros solidarios, algunos otros humanitarios, todos de justicia. Mañana estaré en la manifestación de Bilbo (sin orden de importancia):

  • Porque creo, de verdad, que el fin de esa política de venganza facilitará el camino que debemos realizar hacia la resolución del conflicto.
  • Porque es necesario terminar con la sangría económica que supone la dispersión.
  • Porque terminando con este tipo de políticas podremos hablar en igualdad de condiciones, de reconocimiento, justicia y reparación para todas las víctimas.
  • Porque no queremos estar los fines de semana pendientes de las carreteras españolas y francesas.
  • Porque no quiero que ningún hijo más, como Iñaki Alonso, tenga que despedirse de su madre porque padece demencia y enfermedad degenerativa y le es prácticamente imposible hacer frente a los kilómetros de la dispersión.
  • Porque no quiero que otras personas, como la vecina de Iruñea Sara Fernández, pierdan la vida en la carretera cuando vayan a visitar a una presa o un preso.
  • Porque es simplemente una reivindicación humanitaria.
  • Porque es una política que va en contra de leyes internacionales que dicen que las personas presas deben estar en prisiones lo más cercanas a sus domicilios.
  • Porque es inhumano tener a personas presas con enfermedades incurables encarceladas.
  • Porque es una putada terminar la visita y volver a recorrer todos esos kilómetros dejando al preso o a la presa de nuevo en esa cárcel, a cientos de kilómetros.
  • Porque la paz no es posible teniendo en vigor una política carcelaria inhumana y vengativa que crea tanto sufrimiento y dolor.

Y sobre todo estaré mañana en la manifestación porque la dignidad de las presas y presos y de los familiares, amigas y amigos, merecen nuestro reconocimiento, cariño y solidaridad, día a día, pero mañana como Pueblo.

Porque mayores piedras se han logrado mover. ¡Entre todas y todos lo conseguiremos! EUSKAL PRESOAK ETXERA!!!

un país de solidaridad

Estamos a mediados de enero y la vida transcurre sin prisa pero sin pausa y aunque en nuestro Pueblo la mayoría social y política quiere seguir avanzando con determinación hacia un futuro más justo sigue habiendo quien pretende parar esta corriente de solidaridad que se llama Euskal Herria sin querer darse cuenta que eso, simplemente, es imposible.

F8wokRaG

Han sido días de solidaridad porque si este Pueblo se llama el País del Euskara por su idioma, debería llevar el sobrenombre de “Solidaria”, porque ese es quizás el valor humano, personal y colectivo, que más le ha caracterizado históricamente y más en las últimas décadas. El pasado sábado 10 de enero, nuevamente, tal y como se ha hecho en los últimos años, decenas de miles de personas dieron la bienvenida al nuevo año reclamando el respeto a los derechos de las presas y presos políticos vascos y exigiendo el fin de la política criminal de dispersión. Fue una marcha que ocupó nuevamente las calles centrales de Bilbo con un grito silencioso y unánime exigiendo que el Estado español y su gobierno den un giro de 180º y empiecen a poner en marcha políticas respetuosas con los Derechos Humanos y que permitan avanzar en el largo camino que nos queda hacia la justicia, la decisión, la convivencia y la paz.

Apenas dos días después asistíamos, en medio de la impotencia y de la rabia, a la detención de 16 personas en Euskal Herria. De nuevo una operación, continuación hasta en el nombre, de la razia policial que se desarrolló hace justo un año y cuyo objetivo primero era y es la asistencia jurídica de que las presas y presos vascos disponen. El objetivo principal puede encuadrarse en los intentos, cada vez más desesperados, del gobierno del PP y del Sistema español para seguir entorpeciendo, no solo el camino hacia la resolución del conflicto, si no la determinación mayoritaria para lograr un cambio social y político que de la vuelta al País. Repetimos imágenes y respuestas que se empeñan en no dejarnos olvidar y otra vez tuvimos que esperar detrás de una valla policial mientras registraban los despachos de abogados y abogadas. De nuevo nos concentramos frente a la sede del Partido Popular gritando al unísono Je Suis Basque, a ese partido cuyo presidente, y jefe del gobierno español, vimos en el acto propagandístico que prepararon al albor de la manifestación de apoyo al semanario Charlie Hebdo. La misma persona que, aunque sea propagandísticamente, participaba en una manifestación a favor de la libertad de expresión en el Estado francés, al día siguiente daba un golpe a las libertades y al derecho de defensa, maquillado con un supuesto delito fiscal.

Una de las fotografías de esa operación que ha quedado para siempre en la retina de los ojos de este Pueblo fue la de los agentes de la Guardia Civil contando el dinero recaudado en la manifestación del sábado, como salteadores de caminos, cual botín de mangantes, sin darse cuenta que podrán robarnos todo el dinero que sea, de hecho sus jefes lo hacen todos los días, pero lo que nunca van a poder quitarnos es la solidaridad que inunda Euskal Herria. La otra es la de Jaione Karrera sonriendo, desbordando dignidad, y sonriendo mientras era introducida detenida en el coche policial. Me quedo con esa sonrisa que da mil vueltas a quien es capaz de robar a un Pueblo y a quien intenta día a día dejar sin salida a todo un Pueblo. Ayer por la noche empezaron a salir en libertad algunas de las personas detenidas. En el día de hoy siguen volviendo a sus casas y a sus despachos de abogados el resto de detenidos y detenidas.

_carrera_52b04f8c

Intentan atrapar y parar la corriente de un río de solidaridad robando incluso el fruto de la propia solidaridad, sin saber que lo único que nos roban es el dinero, porque la solidaridad sigue y seguirá marcando en gran medida los pasos que con determinación va a seguir dando este Pueblo. El sábado volveremos a inundar de solidaridad esta vez Donostia, en favor de los DDHH, la resolución y la paz.

He leído esta mañana algo que ha escrito Iker Casanova en su perfil de Twitter que creo resume perfectamente lo vivido estos días:

Captura de pantalla 2015-01-14 a las 14.17.28

Este artículo está tomado de una colaboración para el programa La escotilla, de Eguzki Irratia, que ha sido emitido hoy miércoles 14 de enero.