espacios a dedo

Moción para “debatir las cesiones a dedo de espacios públicos”, anuncia a bombo y platillo UPN, y como ve que nadie le sigue, encarga un artículo de pago a su web de no-noticias rancia y navarrísima para que sus concejales puedan tuitearlo en la red. Bueno, en algo vamos avanzando, ya que hasta hace siete meses los tuits se los ponían una empresa que cobraba del erario público 2.500 euros al mes. A lo que iba. El caso es que al Régimen en la oposición en Iruñea, no le gusta que haya espacios públicos dedicados a solucionar las desigualdades ocasionadas por sus políticas excluyentes, las de UPN y compañía. El problema no es tanto que el actual Ayuntamiento del cambio ofrezca locales para que la juventud de Iruñea pueda disponer de espacios donde desarrollar dinámicas y proyectos, como que esos locales no puedan seguir vacíos a la espera de un buen pelotazo urbanístico que deje sus buenos dividendos, vaya usted a saber en qué bolsillos. No es tanto ofrecer un espacio para huerto urbano, algo que en toda Europa se está haciendo, si no ver paralizado su proyecto de plaza-centro comercial en el corazón de esta Alde Zaharra tan machacada con su modelo gentrificador.
encabezado(6)

UPN ve en estos movimientos un peligro real de que su modelo, edificado a base de chequeras, dietas y reuniones, se vaya derrumbando mientras nace, a base de compromiso desde la calle, esa nueva Iruñea que representa la antítesis de lo que el Régimen ha tratado, por todos los medios, de evitar. Esta nueva ciudad, que se está construyendo desde hace años a pesar de la política anti-ciudadana llevada a cabo por UPN y sus aliados en las últimas décadas, es una ciudad basada en unos valores que esta gente no conoce. Convivencia frente a la exclusión política, social y cultural; diversidad y pluralidad frente al pensamiento único ; libertad de expresión frente a la censura y persecución ideológica; participación frente a una ciudad, en todos sus ámbitos, cerrada a cal y canto; transparencia frente al bunker opaco al que nos tenían acostumbrados; acuerdo frente a imposición; cultura y bibliotecas frente a procesiones; respeto frente al desprecio constante al que no piensa igual que ellos; derecho a la vivienda digna frente a la especulación y el desahucio; una ciudad con dos idiomas frente al genocidio cultural practicado por ellos.

De todos modos y ya que hablan de espacios públicos cedidos “a dedo” podemos hablar largo y tendido de Corte Inglés, por ejemplo, construido en un terreno público que iba a ser la futura biblioteca general, o mucho mejor de la Universidad del OPUS, universidad asentada sobre los terrenos que un Ayuntamiento de Iruñea, los padres del actual Régimen, ese corralito foral que lleva más de cien años repartiéndose el pastel, cedió “a dedo” allá por los años 50. Así que creo que este fin de semana, para ir abriendo boca, voy a releer un libro que cualquier persona que apuesta por el cambio debería leer:

Universidad del Opus: historia de un expolio. Miguel Ángel Muez (editorial Pamiela).

Universidad_del__4dd39940d6c78

hablando de chalets

El Ayuntamiento y la Asamblea de Iruñeko Gaztetxea hicieron pública el viernes, cada cual por su lado, la decisión de la asamblea de aceptar una de las posibilidades que el gobierno municipal del cambio les había puesto sobre la mesa, para llevar el proyecto de local autogestionado a un lugar con mejores condiciones que el que en estos momentos ocupan. La ocupación del edificio de Compañía no fue si no la consecuencia de una realidad palpable en toda Iruñea. La falta de locales para la gente joven en una la penosa situación dejada en esta ciudad tras décadas de políticas municipales anti-juventud de UPN y compañía. Estas políticas estuvieron basadas en la marginación de grandes sectores juveniles, la persecución política, policial y judicial de los sectores progresistas de esa juventud y la represión a cualquier movimiento juvenil que estuviese comprometido con otro modelo social.

CVhwRyQWoAEk0d0

Más allá de la falta de locales, la otra realidad era y es la incomprensión por parte de los poderes y establishment del derecho que tiene la juventud, de manera individual y colectiva, a debatir, construir y poner en marcha dinámicas propias, entre ellas, la autogestión de sus propios proyectos. La gente joven tiene el derecho a llevar adelante sus proyectos sin contar con nadie más, si así lo deciden, de creer en dinámicas más allá de su cabida en las políticas de las instituciones y tiene, sobre todo, el derecho y la legitimidad para construir su propio camino. Por eso, en principio, el proyecto de gaztetxe de Iruñea es bueno, para la juventud, para la sociedad y para la propia ciudad.

Y en estas estamos cuando al conocer la decisión del Ayuntamiento, por cierto, recogida en los acuerdos programáticos tanto del Ayuntamiento de Iruñea, como del Gobierno de Navarra, de ofrecer el llamado chalet de Caparroso para llevar adelante el proyecto de gaztetxe, rápidamente salieron los sectores más reaccionarios a protestar. Las Juventudes del Régimen se lanzaron a las redes con el hastagh #Quieromichalet, en un intento de presentar la oferta como un privilegio cedido solo a una parte de la juventud. Y al leer esos tuits reconozco que me empezó a hervir la sangre. Me entró la mala hostia porque empecé a dar cuenta de todos y cada uno de los privilegios que el Régimen ha disfrutado continua y regularmente a costa de toda la ciudadanía.

Si ellos quieren su chalet, yo también quiero unas cuantas cosas que ellos y ellas han disfrutado. Así que ya pueden empezar a devolver por la vía rápida. Ejemplos hay muchos. Que el OPUS empiece a devolver todos los terrenos que el Ayuntamiento les cedió en los años 50 y 60. En todos esos edificios estoy seguro que se pueden hacer muchas cosas. En el campus se podría construir un parque municipal, para todo el mundo, sin guardias de seguridad ni aparcamientos privados, para el disfrute de todas las vecinas y vecinos de Iruñea. Y en todos los chiringos y clubes que el OPUS tiene repartidos por Iruñea se podrían hacer muchos locales para la juventud. Que el ejército abandone los edificios que ocupa a lo largo de la avenida del Ejército y que se vaya del txoko de la Taconera que ocupa con sus piscinas militares. Que se vaya también el otro cuerpo militar que ocupa esa parte de la avenida Galicia y que coja camino y no pare hasta más allá del Ebro. Esos hijos del Régimen deberían dejar de mirar a otro lado cada vez que el Arzobispado inmatricula iglesias, monasterios, terrenos y casas a lo largo y ancho de la geografía navarra. Y si tuviesen un poco de memoria, no ellos pipiolos, si no sus padres y abuelos, comenzarían a devolver lo robado y saqueado tras la victoria fascista después de la sublevación militar del 36. Son muchas casas, terrenos y propiedades las que deberían empezar a devolver a sus dueños y dueñas. Quizás incluso tendría que empezar a repartir las ganancias de sus propios negocios familiares, negocios que robaron a los vencidos tras la victoria fascista del 39. Igual sería el momento en el que los bancos y entidades financieras tendrían que empezar a restaurar las propiedades a las personas desahuciadas en todos estos años. Ese es el chalet del que han disfrutado y a día de hoy siguen haciéndolo por el hecho de haber sido los vencedores.

Requetés desfilando Pamplona 19 7 36

Que no tengan el valor de hablar de eso. Que no tengan la vergüenza de pedir un chalet. Aquí no se ha dado nada. Aquí lo único que se ha hecho ha sido empezar a paliar el desastre dejado por las políticas de sus partidos.

A las y los del gaztetxe mucho ánimo. Es posible que a veces tengamos diferentes puntos de vista, pero el punto de partida siempre será el mismo. La juventud de Iruñea y de cualquier lugar tiene todo el derecho del mundo a llevar adelante sus proyectos, sus dinámicas y sus objetivos y a utilizar los instrumentos que sirvan para ello. Por mi parte, en lo que se pueda, ahí estaré para ayudar. Biba zuek!

las cuentas claras

Ayer por la tarde no era el mejor día para asistir a una asamblea para hablar de los Presupuestos Generales de Navarra, tema apasionante donde los haya, pero a pesar del cansancio de la semana, el aguanieve que caía en esos momentos y la pereza, a las seis de la tarde estaba en la sala de Calderería, junto a decenas de personas abrigadas y con cara de frío. EH Bildu convocó esa asamblea para hablar, principalmente, de los presupuestos forales y la posición mantenida en las negociaciones. Una asamblea que Adolfo y Bakartxo, con buena pedagogía y facilidad de exposición, aprovecharon para que cada una de las personas que asistimos saliésemos dos horas más tarde con una idea algo más clara de los primeros presupuestos del gobierno foral del Cambio. A ver si soy capaz de transmitiros algo de lo que allí se nos contó.

En primer lugar nos explicaron los objetivos principales de estos presupuestos. Desde posiciones progresistas y de izquierda ir avanzando en la igualdad social perdida, en gran medida, durante los gobiernos de la derecha, hacer frente a las consecuencias de los recortes impuestos por las políticas anticiudadanas de UPN y empezar a desmontar el Régimen, clientelar, corrupto y antisocial, que ha gobernado hasta hace poco. Nos advirtieron, así mismo, que estos presupuestos no son sino el campamento base desde el que comenzar el camino hacia esa igualdad social y desmontaje del Régimen. Por eso, siendo conscientes de que en seis meses, ni mucho menos se ha dado la vuelta a los recortes impuestos por el Régimen, y a pesar de las dificultades de acuerdo en el cuatripartito en algunas materias, como por ejemplo política lingüística, y por encima de las presiones del propio Régimen, EH Bildu considera estos presupuestos como moderadamente positivos. Estamos en el camino.

Otra de las claves ha sido la aprobación, con anterioridad, de la reforma fiscal, una reforma que ha hecho de la política fiscal de Nafarroa, la más progresista a nivel estatal. Son más de cinco millones de euros los que se han incorporado a los presupuestos para emplearlos en gastos. Es un comienzo y hay que seguir profundizando en el cambio.

En cuanto a las enmiendas y aportaciones directas de EH Bildu en estas negociaciones ha habido muchas, pero algunas son especialmente reseñables:

  • Se han aportado 1,2 millones de euros para nuevos centros escolares, además de 500.000 euros para mantenimiento de los centros educativos, tan necesitados, en muchos casos, de obras urgentes, tal y como hemos visto con el caso de la escuela de Roncal. Y no es el único caso.
  • 300.000 euros de partida para escuelas de música, que en la anterior legislatura sufrieron un recorte bestial por parte de UPN. A los navarrísssssimos parece que no les va la música.
  • Se ha dado por finalizado el convenio con la clínica del OPUS y esto han supuesto más de cinco millones de euros para Osasunbidea y para el conjunto de Navarra. Las presiones externas han sido constantes y duras, llegando incluso a crearse dudas en el propio seno del gobierno foral. LO estamos viendo estos días, con concentraciones de los propios trabajadores del OPUS (algo totalmente legítimo), cuando sus derechos sindicales están prohibidos expresamente por contrato. El Diario de Navarra, una vez más, tras este tipo de movimientos.
  • Se ha añadido un 57% a programas contra la pobreza y un 32% a partidas de cooperación con el desarrollo.
  • En cuanto a esas partidas que se daban a los sindicatos del Régimen, UGT y CCOO, se ha rebajado en un 51%.
  • A las políticas de igualdad se les ha añadido un 35% en las partidas pertinentes.
  • Los euskaltegis recibirán 400.000 euros (100.000 más de lo que se preveía en el anteproyecto). Es una cantidad a todas luces insuficiente, pero teniendo en cuenta que en los años 2012 a 2015 la cantidad fue de 0 euros, es un comienzo en el que habrá que profundizar. No es un secreto las dificultades en el cuatripartito para alcanzar acuerdos en torno a la política lingüística, principalmente por la actitud de Podemos e IE. Compartimos las críticas de los colectivos que trabajan el euskera y seguiremos trabajando en ello.
  • En cuanto a Cultura, quizás una de las más olvidadas, con unos presupuestos tremendamente limitados, se ha conseguido añadir una partida de 500.000 euros para la Escuela Navarra de Teatro y el Auditorio de Barañain.
  • Los planes municipales de juventud verán también aumentada su partida.

Quizás lo que se ha echado en falta, con razón, ha sido la puesta en marcha de un proceso participativo para la elaboración de estos presupuestos. Me imagino que el ritmo de estos primeros seis meses para poner en marcha el gobierno del cambio han dificultado, en gran medida, esta posibilidad. Es hora, pues, de empezar a trabajar, desde ya, este tipo de dinámicas para los presupuestos del año que viene.

Bueno, por lo menos yo salí de Calderería con las cosas algo más claras y con el convencimiento de que hemos comenzado a andar. Y eso lo sabe el propio Régimen. Sabe que estos presupuestos son el instrumento con el que se va a iniciar el verdadero cambio y el desmontaje del Régimen. Por eso, estoy seguro, que es ahora cuando va a comenzar la batalla de verdad. El Régimen va a utilizar todos los medios a su alcance. Nosotras y nosotros tenemos todo por ganar, principalmente desde la calle y apoyando las medidas puestas en marcha en las instituciones del cambio.

una Iruñea de todas

Finalizamos ya este año, el año del cambio, el año en el que pudimos escenificar en las instituciones la realidad de la calle, una calle harta de cortijos, corrupciones, desigualdades y regímenes manipuladores. En este año el transatlántico ha comenzado a girar, poco a poco, porque mover este monstruo tiene lo suyo, y por mucho que haya alguien que esté sosteniendo el timón, si los marineros no trabajan conjuntamente para desplegar velas, el barco, en cada necesario movimiento, puede llegar incluso a zozobrar por los malos vientos, el oleaje que golpea furiosamente y los cañonazos que le siguen lanzando desde diferentes lugares. Nadie teníamos dudas que esta travesía iba a ser larga, más lenta de lo que quisiéramos y llena de ataques. Por eso este viaje necesita que cada golpe de timón que se de, se haga con el apoyo de toda la tripulación, una tripulación que debe estar alerta, siempre, para corregir el trayecto o para ayudar en todo lo posible cuando los vientos sean favorables.

3b2d0dfce4c30aed523fbfbdfb774722fundamentalismorik-ezpng

Lo ocurrido la semana pasada en torno a una exposición recoge totalmente la situación en la que nos encontramos. Por un lado, el gobierno municipal del cambio, que tiene que velar por los derechos fundamentales de todas las vecinas y vecinos, incluido el de la libertad de expresión, a la vez que fomenta e impulsa la convivencia en la ciudad. Y por otro el Régimen, que no duda en utilizar cualquier medio, dentro de su estrategia desestabilizadora, aún a riesgo de crear enfrentamiento en la sociedad. El sector más ultra de esta sociedad, esa minoría que en las pasadas décadas siempre ha estado sosteniendo y participando en el Corralito, decidió salir a la calle incluso amenazando de muerte al Alcalde Asiron, en una concentración en la que participaron destacados miembros de UPN, junto a integrantes de colectivos ultraderechistas, como Comunión Tradicionalista Carlista, especímenes de niñatos opusianos que pasean su gomina por el campus universitario y supervivientes casposos y rancios de la España una, grande y libre. Tras una supuesta protesta por una exposición, se concentraron para gritar que el cambio político y social que se está dando no les gusta, y con sus gritos de “Asiron ejecución” y “Viva Cristo Rey” expresaron cual es su modelo de sociedad. Quien no les apoye para poder seguir sosteniendo su cortijo y sus negocios (porque no se trata de otra cosa), no merece participar en esta sociedad. Eso es lo que nos gritaban con aquéllas amenazas. Esa gente no tiene, ni ha tenido nunca, ningún problema en apartar a quien no piensa como ellos.

Ante esta amenaza a la libertad y la convivencia, ciudadanos y ciudadanas de Iruñea salieron también a la calle para gritar alto y claro aquello de “No pasarán”, y se manifestaron a favor del cambio político y social, a favor de la convivencia y contra los fundamentalismos. La manifestación que recorrió las calles de Pamplona fue la expresión del compromiso de toda esa gente por seguir trabajando por una Iruñea diversa, en convivencia, más igualitaria, justa y solidaria en donde las expresiones fundamentalistas no tienen cabida. Fue un aviso de que al menor intento de ir contra el cambio, la ciudadanía no tendrá ninguna duda en salir a la calle a defenderlo.

ak8e9988.jpg_20151130130015_18970_11

Por eso este cambio hay que seguir trabajándolo en equipo. Si pensamos que ya lo hemos conseguido porque en el Ayuntamiento hay una mayoría que está a favor del mismo, estamos errando. Hoy más que nunca necesitamos que las personas comprometidas sigan haciéndolo desde los colectivos, plataformas, asociaciones, de manera colectiva e individual. Hay que seguir trabajando en la calle para que los derechos de las personas euskaldunes estén en igualdad de condiciones que los de las personas castellano hablantes. Hay que continuar luchando por la paridad entre mujeres y hombres y para que ninguna mujer más muera a manos del patriarcado machista asesino. Nos tenemos que seguir movilizando para defender los derechos de las personas migrantes y de las personas que buscan refugio en nuestras tierras. Seguir peleando por una educación pública, euskaldun y de calidad y para que ninguna persona pueda ser desahuciada por este sistema capitalista en donde la vivienda no es tomada como un derecho básico. Y porque la cultura sea un derecho básico para todas las personas, un derecho que recoja también la libertad de creación artística. El Alcalde y las y los concejales del cambio necesitan que sigamos reivindicando y construyendo en la calle para que el cambio, que se trasladó de la calle a las urnas, siga asentándose en valores profundos y firmes.

Si hay quien piensa que este cambio va a sucumbir ante expresiones fundamentalistas, todavía no conoce esta ciudad. Porque no hay duda que Iruñea saldrá a la calle cada vez que alguien intente quitarnos lo que durante tantos años hemos estado trabajando para conseguir. Porque nos queda mucho por construir, lo defenderemos siempre que sea necesario, allá donde haga falta.

zorionak Syriza, zorionak Europa

Hoy se preguntaba una persona en Twitter que a qué viene tanta euforia por lo de Syriza, si es que ahora todo el mundo va a conseguir trabajo o qué. La euforia viene porque hoy es la primera vez que un estado, soberanamente, decide dar la vuelta a la tortilla y elegir un modelo diferente al impuesto por la Troika europea. Nada más y nada menos. Es decir, está demostrando que pese a las amenazas, las presiones y los anuncios de caos, en Europa se puede conseguir lo que una mayoría social y política desee. Y ahí está el quid de la cuestión.

siriza

Esa victoria frente al Sistema, esa batalla ganada (para ganar la guerra a la que nos tienen sometidos quedan muchas batallas que vencer) es el símbolo al que el resto de Pueblos oprimidos y quienes anhelamos una nueva sociedad en esta vieja Europa miramos con esperanza. Y esa es la victoria a la que la Europa oficial, la de los bancos y mercados, la de los partidos viejos, la de los muros con alambradas y mares-cementerio en el sur, mira con auténtico terror. Porque es la viva imagen de que todo el chiringo que han montado se les empieza a desmoronar. Pensaban que era un castillo con una buena base, pero no se han percatado que si los cimientos se construyen de espalda a la sociedad, son de arena y tarde o temprano acaban cayendo.

Aún y todo la base de todo esto y del nerviosismo del Sistema es mucho más básico que todo eso. No están histéricos porque una opción contraria a sus intereses haya ganado, rozando la mayoría absoluta, unas elecciones, si no que la propia idea de que un Pueblo, poniendo en práctica su soberanía haya podido elegir entre una u otra opción les saca de sus casillas. En Grecia nació la idea y el concepto de Democracia. Y en Grecia han demostrado que ese concepto consiste, ni más ni menos, que en el gobierno del Pueblo, esto es, en que el Pueblo, poniendo en marcha diferentes mecanismos, tome las decisiones que mejor le parezcan.

El Régimen en Grecia, en Berlín, en Madrid, en Euskal Herria o en Nafarroa asiste a la pérdida de una batalla decisiva. El nerviosismo patente en las filas de los partidos que han sostenido el Régimen a base de machacar a la ciudadanía es cada vez mayor. En Madrid la campaña para noviembre o enero, da lo mismo, ha comenzado y va a ser una campaña dura, llena de amenazas, de miedos, de presiones y de imágenes catastróficas. En Euskal Herria y sobre todo en Nafarroa  la campaña empezó hace unos meses. Vamos a asistir, estamos asistiendo ya, a una estrategia desestabilizadora de la opinión mayoritaria consistente en amenazas de todo tipo. Van a utilizar todos los medios a su alcance, y son muchos. Los partidos del Régimen unidos, sus periódicos golpistas mintiendo y falseando, sus policías acosando y reprimiendo, el Opus vigilante, los sindicatos españoles sosteniendo a sus dueños y los empresarios afines haciendo piña.

Si en Grecia han podido en Euskal Herria, en Nafarroa y en Iruñea también vamos a poder. Porque su castillo, ese que construyeron a base de cunetas, tras cuarenta años de silencio y utilizando una falsa transición, tras otros casi cuarenta años, está cayendo también. Mientras tanto nosotras y nosotros no podemos ser espectadores pasivos de ese desmoronamiento. Nuestra labor es seguir construyendo nuestro propio modelo, al igual que han hecho en Grecia. ¡Si Syriza lo ha conseguido, EH Bildu y la izquierda con su trabajo también lo conseguirá!

Zorionak Syriza! Zorionak Grecia! Zorionak Europa! Zorionak Euskal Herria!! Zorionak Nafarroa! Zorionak Iruñea!

sin caretas

Gracias a Eguzki Irratia y a la colaboración que hago todos los meses para su escotilla tengo oportunidad de reflexionar en voz alta, de compartir con quien quiera escuchar, pensamientos, sentimientos e ideas que pasan por esta cabeza. Y esto es lo principal, que, pese a quien pese, hay que seguir haciendo lectura de la realidad, analizar lo que sucede, por qué sucede, a quién le interesa que eso suceda y sobre todo hay que seguir intentando obtener una interpretación propia más allá de la que les interesa que tengamos.

Parece ser que algunos están empeñados en mirar con nostalgia hacia atrás y si a principios de mes volvíamos de repente a los tiempos de las macro operaciones policiales, con los uniformados ocupando las calles de nuestras ciudades y pueblos deteniendo a militantes por los derechos de los presos y presas, terminamos el mes con la resaca de una sentencia en favor de los derechos humanos que, desde Europa, ha hecho caer las caretas al fascismo ideológico imperante en la política española. Este pasado domingo, en un hecho sin precedentes, los partidos en el gobierno, tanto español como navarro, participaron en primera línea en la puesta en escena de ese ultranacionalismo español que siempre ha estado más o menos latente. Que un gobierno que, con ocasión de las imputaciones por cobros irregulares en la CAN, mostraba un conveniente respeto por los procesos judiciales y la presunción de inocencia se manifieste, ahora en la calle, contra la decisión del más alto tribunal de derechos humanos europeo es un escándalo mayúsculo que no tiene igual en Europa. Pero esta gente anda desatada, con rabia, con afán de venganza. Hace tiempo que dejaron de gestionar las instituciones pensando en el bien general, en el bien común. Quizás, mucho me temo, nunca gobernaron para toda la ciudadanía y entraron desde un principio como señoritos en cortijo. Y ahora que el día que se les eche de sus cortijos está cada vez más cerca han pasado del nerviosismo a la histeria y son capaces de quitarse las caretas sin nigún rubor.

BXkvFRTCYAEWn1T.jpg:large

Caretas que se quitaron para tratar de regalar unos terrenos municipales al Opus costase lo que costase. El caso de Donapea es un caso que forma parte del propio ideario de UPN. En la dictadura franquista el propio régimen se encargó de que el ayuntamiento de Iruñea regalase al Opus los terrenos para construir su universidad. Conforme pasaron los años quedó al descubierto que el Opus, al igual que el Diario golpista o el mismo UPN, forma parte de ese poder, en la sombra en muchos casos, de esas cien familias de la oligarquía navarra cuyo objetivo principal es seguir manteniendo un régimen político y económico acorde a sus propios intereses. Y es en estas donde aparece Donapea, pues resulta que esa colina aparece como un champiñón en un lateral del campus opusiano. UPN, a costa de la mayoría de la ciudad y del pleno, a costa del bien y del interés general, a costa de la propia educación ha intentado, por todos los medios, regalar ese terreno al Opus para que siga su expansión colonizadora en Iruñea. Pero resulta que se ha topado con la movilización de una sociedad cada vez más escandalizada y harta de los tejemanejes que Barcina, Maya y compañía acostumbran a hacer. Más allá de los oscuros movimientos, y de verdad que son oscuros, algún día verán la luz, más allá de esos oscuros movimientos que se han realizado en torno a este asunto y en el que no solo ha participado UPN, ha sido la movilización de la ciudadanía, de la mayoría social y política de Iruñea y de la propia comunidad educativa la que ha obligado al propio Opus ha salir públicamente desistiendo, de momento, de su intención de construir tres centros de investigación en los terrenos de Donapea. Y que nadie se despiste, pues raras son las veces en que el Opus sale públicamente hablando de sus propios intereses inmobiliarios. Y que nadie eche las campanas al vuelo pues ni el Opus, ni UPN, ni Diario de Navarra (y los tres están en el ajo), son de los que aceptan perder, ni mucho menos perder a causa de una victoria popular.

Y hablando de victoria popular, ese fue el sentimiento de miles y miles de iruindarras cuando el 6 de julio se desplegaba una ikurriña gigante en la Plaza del Ayuntamiento para consternación del fascio. La persecución ideológica que supone la Ley de Símbolos, creada ad hoc por UPN y PSN, fue superada con creces por unas personas que llevaron adelante su compromiso con un símbolo de esta ciudad, como es la ikurriña, y los cortijeros, todos ellos, se llevaron las manos a la cabeza clamando venganza. Y así fue como en este octubre veraniego 6 personas fueron detenidas acusadas de colocar una ikurriña en una plaza de esta ciudad. Y para semejante despropósito utilizaron todos los medios posibles, medios que no se utilizan para dejar al descubierto los chanchullos que están acostumbrados a realizar. Huellas dactilares, pruebas de ADN, seguimiento de tarjetas de crédito, teléfonos intervenidos… todo, por colocar una ikurriña. Y ya lo ha avisado un ex-juez del Tribunal Supremo, que la justicia y los medios de ésta no están para bobadas y razón no le falta al señor aunque, mucho me temo, las cosas serias de la justicia seguirán esperando en el limbo hasta el día del juicio final. Y como les faltaba señalar al enemigo, a su verdadero problema, llamaron a declarar en calidad de imputada a una concejala de EH Bildu, porque tenía llamadas de teléfono con uno de los detenidos. Y poco importaba que supiesen que esas llamadas eran por motivo de una moción presentada en el último pleno antes de sanfermines. La cuestión era y es señalar y despistar al personal, desviando las miradas y la atención de lo que verdaderamente nos importa a la ciudadanía.

iruñea_ikurriña_arrantzaleak_aske

El caso es que, en mitad de ese pretendido despiste, UPN aprobó en el pleno del día 18 con los votos de Geroa Bai, PSN y PP las tasas y precios públicos para el año 2014. Esto es, aprobó lo que nos van a cobrar a las vecinas y vecinos para llevar adelante su presupuesto. Desde EH Bildu se llevó un propuesta en donde se apuesta por congelar las tasas que nos afectan a todas y todos, por ajustar las puntuales, por un aumento de la progresividad, esto es, para que los que más cobran paguen más, en estos tiempos en donde las desigualdades sociales son cada vez más agudas  se apuesta por implementar unas bonificaciones sociales de hasta un 95% y por actualizar los precios de la zona azul dentro de un nuevo modelo de movilidad. UPN presentó una propuesta totalmente contraria a esto. Y eso es lo que apoyaron Geroa Bai y PSN.

Seguiremos apostando por construir un nuevo modelo de ciudad entre diferentes, porque precisamente eso es lo que no quieren los de las caretas.

Artículo en base a una colaboración en el programa La escotilla, de Eguzki Irratia.

Por cierto, la infografía de EH Bildu Iruñea muy buena y sobre todo clarificadora. Para ver la infografía más grande pinchar sobre la misma:

propuesta tasas