recuperando a Eladio

Hoy, 16 de septiembre de 2017, por fin se empieza a saldar una deuda con Eladio Zilbeti, co-fundador de Osasuna, que parece ser fue quien le puso el nombre euskaldun al club, militante de ANV y fusilado en el frío invierno de 1937, seis meses después de que los fascistas diesen el golpe militar a la República. Todo el honor y la memoria para ti, Eladio.

eladio-cilveti-azparren

Han tenido que pasar 80 años para que la sociedad empiece a recuperar su memoria de manera oficial. Hace unos años afortunadamente hubo quien empezó a rescatarla mediante artículos, como el periodista Ivan Giménez. Sea como fuere, seguidores del club rojillo, englobados en Sadar Bizirik, pidieron a la junta osasunista que solicitara al Ayuntamiento que pusiese el nombre de Eladio Cilveti Azparren a una de las calles que rodean el estadio del Sadar, concretamente a la que da a las oficinas del club y que hasta hoy tenía como nombre la continuación de la calle que le da la vuelta, la calle Ana de Velasco. Dicho y hecho. El alcalde, de quien depende las competencias para nombrar calles, elevó a la Junta de Gobierno la propuesta osasunista y esta fue aprobada hace dos semanas.

Zilbeti, uno de los fundadores de Osasuna allá por noviembre de 1920 y quien dicen que le puso el nombre, el único de los grandes clubs vascos que lleva el nombre en euskera, era también militante de Acción Nacionalista Vasca (ANV). Por ese motivo fue fusilado, asesinado, no en el impulso de los primeros días tras el golpe militar impulsado desde Iruñea por el general Mola, si no seis meses después, en Etxauri, junto a decenas de compañeros por las libertades. Seguramente, entre los fusilados junto a Zilbeti, se encontrarían militantes republicanos, socialistas, abuelos de aquéllos otros socialistas que impulsaron, junto al PP en el que hay muchos nietos de los que fusilaban, la ilegalización de ANV en su desesperada guerra contra el independentismo vasco. Esa es la desgracia de esos nietos. Otros nietos pueden tener la cabeza bien alta, con orgullo y desde luego con más coherencia que ellos.

0914_kir_Osasuna

Es momento de agradecer, de seguir agradeciendo, el inmenso trabajo que han realizado y realizan las asociaciones memorialistas, algunos periodistas comprometidos y en este caso concretamente a todos esos seguidores rojillos que se han empeñado en recuperar la memoria, en este caso, de Osasuna. Otro día será momento de hablar de las vergüenzas del Régimen con este club al que intentaron, sin éxito, sumar a su chiringuito.

Hoy a las diez de la mañana, cuando el alcalde de Iruñea, joseba Asiron, descubra la placa con el nombre de la calle de Eladio Zilbeti, la que da a la entrada a las oficinas del club, sonará el himno de Osasuna en el corazón de muchas y muchos y en la memoria de aquellos que ya no están. Por ellos y por ellas. Gora Osasuna!!!

¡libertad de expresión en el Sadar!

Más de uno y de una se sorprenderá al ver de qué va la entrada de este lunes y es que quien me conoce sabe que paso olímpicamente del fútbol. No voy a mentir. Me da un asco infinito toda la mierda que hay alrededor del fútbol profesional, pero como soy de los pocos que pienso eso pues me quedo yo con ese asco y punto. Y tragarme me he tragado unos cuantos partidos de fútbol. A mi hermano Lalas le he seguido desde txiki en muchos de sus partidos y reconozco que en más de una ocasión lo pasé en grande viendo a esos equipos del Pamplona y Amaya peleando, luchando, divirtiéndose, ganando, perdiendo, haciendo mala hostia. Disfruté más de una vez con esos partidos tan bonitos. En el Sadar, que he estado también más de una vez, también he llegado a disfrutar, pero sobre todo me quedaba acojonado con lo que oía y veía, con actitudes que están en las antípodas de mi pensamiento. Pero reconozco que si algo había que me maravillase era la afición de Osasuna, esa afición que no descansa de animar, de apoyar a su equipo incluso cuando está todo perdido. Y mira por dónde, casi siempre me volvía a mirar al mismo lugar, porque casi siempre los gritos de apoyo venían del mismo lado, de la zona Sur del estadio.

_2014557405_018c7a3f

Pese a no entender algunas cosas, en esa zona del Sadar he visto también expresiones en contra del machismo y heteropatriarcado, a favor de la repatriación de los prisioneros y prisioneras vascas, contra los tejemanejes de la LFP, a favor del cambio y en apoyo a trabajadores y trabajadoras cuyos puestos de trabajo peligran. Como ayer domingo, que con una pancarta apoyaron a la plantilla de ZF-TRW, pero que debía molestar, porque fue retirada por los guardias de seguridad. Guardias cuya principal misión debe ser joder al personal… de la zona sur. Ayer hubo personas que entraron incluso 15 minutos después de empezar el partido gracias a que los seguratas se empeñaron en cachear hasta el alma a todo kiski. A propósito, ¿esos cacheos a menores son legales? Quiero decir, ¿es normal que chavales y chavalas de doce años tengan que ser sometidos a semejantes registros e inspecciones? Si alguien me dice que eso es  normal, apaga y vámonos. Tampoco es normal que dentro del estadio estén todos esos policías armados para que nadie escape de los cacheos. Ni es normal la persecución de símbolos de este Pueblo. Porque se trata ni más ni menos que de eso, de una persecución política. Si esta gente en vez de llevar arranos, ikurriñas, banderas de Nafarroa (sin corona, date por jodido, o con la leyenda independentzia, ya la has cagao), llevase solo la bufanda y el gorro oficial del club, con los que ganan sus buenos dineros, sin ningún otro símbolo más, la cosa sería diferente. Si esta gente no hubiese gritado en su día Barcina kanpora, no estaríamos hablando de esto.

La cuestión es si el club va a seguir permitiendo que una parte de la afición siga siendo perseguida de esta manera. Porque si es así puede que tengan que contratar a alguien para que anime. Ayer la gente de Indar Gorri no estuvo en el campo y por lo que cuentan aquello parecía un cementerio. Con la libertad de expresión no se acaba a través de multas, cacheos ni detenciones, como la de ayer a un chaval por llevar el símbolo de un antiguo rey navarro. Ni tampoco persiguiendo solo a los que te molestan con sus gritos, mientras miras a otro lado en otro campo.

Pues eso, ¡libertad de expresión para todo el mundo! ¡Y gora Osasuna!!!! ¡Aupa rojillos!