el canto de un pueblo

Es curioso, pero Catalunya y Euskal Herria tienen dos de sus canciones populares más representativas con los pájaros como protagonistas y como símbolo de la paz y la libertad. Así mismo, estas dos canciones son conocidas internacionalmente y las dos representan al pueblo catalán y al vasco en el mundo entero. Si en Euskal Txoriak txori, poema de Josean Artze musicalizado por Mikel Laboa, fue el símbolo de la lucha al final de la dictadura franquista y después sinónimo del ansia de libertad del pueblo vasco, en Catalunya, el antiguo villancico Cant dels ocells, de autor desconocido, es igualmente, la representación en forma de música de la nación catalana.

img_tamiguet_20161025-143534_imagenes_lv_otras_fuentes_no_archivables_maxresdefault-kHxC-U411244898204kZC-992x558@LaVanguardia-Web

La canción catalana tiene un origen incierto, era ya conocida en el siglo XVIII, aunque hay quien señala que es una antigua melodía medieval. Existe otra canción popular catalana que tiene una música muy parecida, aunque con diferente ritmo. Aquí podéis escuchar la versión de Josep Tero. En cuanto a la canción a la que me refiero, la melodía, con un ritmo de nana, se ha convertido también en sardana, en pieza para coro y en canción que han interpretado diferentes artistas. Pero su fama se la debemos al genial violonchelista catalán, Pau Casals, en su arreglo para dicho instrumento. Casals fue un incansable luchador antifascista que, desde el exilio, viajó por todo el mundo con un claro mensaje de paz y libertad. Trabajó incansablemente para que los países aliados de la II Guerra Mundial interviniesen en el Estado español para echar al gobierno fascista de Franco. Pese a ver cómo poco a poco esa posibilidad iba debilitándose, siguió con sus conciertos por diferentes lugares, con el mismo mensaje de paz y libertad. Ese fue el mensaje que trasladó al presidente Kennedy en su actuación en la Casa Blanca y en su discurso ante la ONU al recoger el Premio a la Paz en 1971. Por cierto, anteriormente, y aunque no sea tan conocido, Casals ya había actuado ante el presidente Roosevelt.

Hoy esa canción, esa bella melodía, sigue representando la paz y la libertad y desde luego sigue siendo sinónimo de una nación, Catalunya, que continua realizando su propio camino hacia esa libertad. Este pasado miércoles, el Parlament de Catalunya, aprobó la ley del referéndum. Ojalá el 1 de octubre las urnas sean también el reflejo de un pueblo que quiere construir su futuro en paz y en libertad, como los pájaros de esta hermosa canción. A pesar de ser en su origen un villancico y que su letra hable de un nacimiento, esta melodía es utilizada en muchas ocasiones de importancia y con ocasión de despedidas, funerales y entierros. Entre las anécdotas está la de la Diada de 2009, en la que la interpretación que la cantante israelí Noa hizo de la canción, ocasionó un debate político importante por sus declaraciones anti palestinas.

Va por vosotras y vosotros, amigas y amigos catalanes.

Visca Catalunya lliure!!!

  • Muchas gracias a Mònica Font por su colaboración con parte de la información que aparece en la entrada. Moltes gràcies!!

Y aquí una lista con diferentes versiones de la canción:

kalera kalera

La iniciativa que comenzó en noviembre gracias al impulso de cientos de ex-presos y ex-presas, arrivó a Iruñea en la semana navideña para servir como elemento que active socialmente la lucha popular para sacar a todos y todas las presas políticas vascas a la calle cuanto antes. Para lograr este fin es necesaria la activación de la calle, es imprescindible trabajar para que todas las presas y presos que siguen encarcelados puedan hacer su aportación fuera de prisión en favor de la paz, la democracia y la libertad. Y es que ha llegado el momento de comenzar el ejercicio mental de imaginarnos un pueblo sin presos ni presas.

kalera-kalera-001

En Iruñea, más de veinte personas están llevando a cabo un encierro en dependencias de la parroquia de San Lorenzo, que ha cedido sus locales. Y en estas estamos cuando el señor párroco de dicha parroquia, Javier Leoz (lo de don se lo dejo a armarios y fariseos, que yo a Javier le conozco desde hace muchos años) se ha visto en la imperiosa necesidad de salir públicamente explicando dicha cesión a la iniciativa. Dice el nuevo párroco (tras la huída, todavía sin explicar, del párroco anterior) que “un recinto sagrado no es el más adecuado para este tipo de iniciativas”, que “el conflicto es con una institución cívica”, que la cesión no ha sido obra suya si no que “ha seguido los consejos del Arzobispado” y que “la parroquia cerrará los locales a la hora convenida”. Además, a modo personal, hace una valoración cuando señala que “un ámbito tan alérgico a todo lo eclesial y tan proclive al laicismo más enconado, recurra para este tipo de acciones a un lugar tan emblemático y católico como es San Lorenzo y la capilla de San Fermín”.

Y en estas estamos cuando el mendas, que ha recibido educación católica y ha participado en grupos cristianos en la adolescencia y primeros años de juventud, le da por hacer una reflexión al respecto. No voy a entrar en los elementos que produjeron y producen mi indiscutido alejamiento de esta religión, la mayoría de ellos relacionados con las posiciones de la institución eclesial, la hipocresía en todo lo referido a las libertades personales y el papel que dicha institución ha jugado en Navarra para sostener al Régimen pro-español y anti-ciudadano. Hoy es el día en que tengo muchas amistades que profesan dicha fe, desde curas a seglares, todos ellos y ellas dignos de mi más sincera admiración y buena parte de ellas ejemplo de personas coherentes, justas y solidarias.

Dice el párroco que su parroquia no es el mejor sitio para hacer esas iniciativas y me viene a la cabeza el pasaje de Jesús expulsando a mercaderes y fariseos del templo y es que, señor Leoz, para iniciativas inadecuadas la propia institución eclesial ha desarrollado y desarrolla muchas de ellas hoy en día. Es en ese pasaje en el único en el que aparece un Jesús fuera de sí y molesto, llegando a utilizar el látigo para echar a los fariseos. En cambio, en uno de los pasajes más hermosos de todos los evangelios, en el sermón de la montaña, se refiere a quienes tienen “hambre y sed de justicia” como bienaventurados. Es más, llama “hijos de Dios” a “los que trabajan por la paz”. Se da cuenta el señor párroco que lo que persigue esta iniciativa es, precisamente, eso? Dudo que lo haga, pues, como he dicho al principio de la reflexión, la Iglesia en Navarra, como cualquier otra institución, sigue la senda de las personas que llevan sus riendas y en este caso, desde hace muchos años, la práctica totalidad de la jerarquía eclesial navarra ha servido a los intereses del Régimen, del Sistema y del Establishment.

kalerakalera_content

El conflicto no es con ninguna institución, es el conflicto que tenemos sin resolver en esta tierra, desde hace décadas, siglos. De ahí la iniciativa de impulsar la activación social para lograr avanzar en este sentido. Y la Iglesia debería formar parte de esta iniciativa, como en otras ocasiones y con otros “problemas civiles” lo ha hecho. Si se posiciona y moviliza ante el hambre en el mundo, el matrimonio gay, el aborto e incluso da consejos para ejercer el voto a determinados partidos, ¿por qué no va a posicionarse ante un tema como este? No, no es un problema de instituciones civiles únicamente, es una cuestión que tenemos que abordar y solucionar entre todas y todos.

Y quizás, una de las cosas que más me ha llamado la atención es cuando habla de la alergia de este ámbito a todo lo eclesial y su laicismo más enconado. Cuando dice este ámbito, ¿a cuál se refiere? ¿Al que diferencia el aspecto religioso del civil? ¿Al que denuncia posiciones de la jerarquía eclesial? ¿Al que defiende que se terminen con los privilegios económicos de la Iglesia Católica? ¿O es que seguimos con la cantinela del “rojo y separatista”? Por cierto, el párroco es conocedor de una cuestión que creo necesaria exponer para que todo el mundo sea consciente. Ese lugar “tan católico y emblemático” como es la Capilla de San Fermín, es de titularidad municipal. Es decir, se pagó con el erario público hace poco más de 300 años y de hecho, fue tal el desembolso que, incluso, se tuvieron que suspender las fiestas en honor a dicho santo durante años. Por lo tanto, por mucho que lo gestione la parroquia, ese lugar es tan suyo como mío o de cualquier vecino de la ciudad… A no ser que lo hayan inmatriculado, cosa que, por otro lado, tampoco sería tan extraño.

Vuelvo al principio. Mis amigas y amigos que siguen creyendo, no dudo que con dificultades, en una fe representada y dirigida por una institución como la actual Iglesia, siguen practicando el VER, JUZGAR y ACTUAR para llegar a la UTOPÍA. Hoy es el día en que determinadas personas y dirigentes de la Iglesia Católica siguen sin ver lo qué ocurre, juzgan con leyes sectarias y actúan en base a los intereses de quien les paga. Esa gente sigue sin creer que la utopía es posible en este mundo, que el cielo hay que hacerlo real en esta tierra y que el Paraíso lo tenemos aquí mismo, pero desgraciadamente lo tienen unos pocos.

Quizás haya gente a la que le sorprenda el sentido de esta reflexión. Quizás haya quien diga que no tengo derecho a hablar en estos términos cuando ya no participo de esa fe. Quizás alguno preferiría que estuviese en silencio. Hablo y escribo porque me duele la situación de cientos de presas y presos encarcelados a cientos de kilómetros de sus casas, que han hecho una apuesta colectiva por la resolución del conflicto, que tienen mucho que aportar en el proceso que, como personas y como pueblo, queremos desarrollar hacia la paz, la democracia y la libertad. Por eso me duele sobremanera que haya personas, con cierto nivel de representatividad, que hablen tan a la ligera y con tan poco fundamento de algo tan serio e injusto como es la situación de las presas y presos políticos vascos y su directa incidencia en dicho proceso. Por eso hay que seguir trabajando para que la mayoría social continue luchando por los derechos de estas presas y presos y para que, cuanto antes, puedan estar en la calle trabajando en favor del proceso. KALERA KALERA!!!

mañana hay que estar en Bilbo o Baiona

Mañana es la cita, esa que año tras año nos sigue congregando a miles de personas para pedir el fin de la política de dispersión que los sucesivos gobiernos españoles y franceses han impuesto a las y los presos vascos y a sus familiares. Hay que tener una excusa potente para no estar mañana en Bilbo o Baiona. Todas y cada una de las citas que se realizan durante el año son importantes. Es más, diría que la de mañana no es la más importante. No en el sentido de que el trabajo constante de miles de familiares, activistas y personas individuales hacen día a día es, sin duda, el elemento que puede conseguir finalmente traer a las presas y presos a casa. La de mañana es una cita que mezcla la denuncia, la solidaridad y el cariño a las familias en una foto de Pueblo. Esa es la virtud de las manifestaciones que Sare ha convocado para mañana día 9.

kartela-nagusia-res-baxua

Motivos hay muchos, unos políticos, otros solidarios, algunos otros humanitarios, todos de justicia. Mañana estaré en la manifestación de Bilbo (sin orden de importancia):

  • Porque creo, de verdad, que el fin de esa política de venganza facilitará el camino que debemos realizar hacia la resolución del conflicto.
  • Porque es necesario terminar con la sangría económica que supone la dispersión.
  • Porque terminando con este tipo de políticas podremos hablar en igualdad de condiciones, de reconocimiento, justicia y reparación para todas las víctimas.
  • Porque no queremos estar los fines de semana pendientes de las carreteras españolas y francesas.
  • Porque no quiero que ningún hijo más, como Iñaki Alonso, tenga que despedirse de su madre porque padece demencia y enfermedad degenerativa y le es prácticamente imposible hacer frente a los kilómetros de la dispersión.
  • Porque no quiero que otras personas, como la vecina de Iruñea Sara Fernández, pierdan la vida en la carretera cuando vayan a visitar a una presa o un preso.
  • Porque es simplemente una reivindicación humanitaria.
  • Porque es una política que va en contra de leyes internacionales que dicen que las personas presas deben estar en prisiones lo más cercanas a sus domicilios.
  • Porque es inhumano tener a personas presas con enfermedades incurables encarceladas.
  • Porque es una putada terminar la visita y volver a recorrer todos esos kilómetros dejando al preso o a la presa de nuevo en esa cárcel, a cientos de kilómetros.
  • Porque la paz no es posible teniendo en vigor una política carcelaria inhumana y vengativa que crea tanto sufrimiento y dolor.

Y sobre todo estaré mañana en la manifestación porque la dignidad de las presas y presos y de los familiares, amigas y amigos, merecen nuestro reconocimiento, cariño y solidaridad, día a día, pero mañana como Pueblo.

Porque mayores piedras se han logrado mover. ¡Entre todas y todos lo conseguiremos! EUSKAL PRESOAK ETXERA!!!

para cambiar el mundo, hay que empezar por ti mismo

No es nuevo el mensaje que encierra el título de esta entrada. No, no lo es. Pero es como si lo fuese, porque desgraciadamente se nos olvida con mucha facilidad. A veces nos empeñamos en querer cambiar grandes cosas sin trabajar por cambiar las más cercanas. Queremos la paz y la harmonía en el mundo mientras utilizamos cualquier excusa para discutir con los más cercanos. Abogamos por cuidar el medioambiente mundial y a la vez  no cuidamos nuestra propia tierra. Queremos un reparto más equitativo de la riqueza y mientras tanto caemos en la rueda del consumo.

Solo hay una manera de poder cambiar el mundo y es la de practicar la compasión contigo mismo, contigo misma y con los demás. El altruismo, el amor y la compasión son beneficiosos para quien los practica, pero también para los que están al lado nuestra. Si somos felices haremos felices a los demás.

Esta es la maravillosa enseñanza que el monje Matthieu Ricard nos ofrece en el siguiente vídeo:

la serenidad que da la limpieza

Acabo de terminar un librito bastante curioso, escrito por el japonés Keisure Matsumoto, monje del templo Kõmyõji de Tokio, que lleva por título “Manual de limpieza de un monje budista. Barrer el polvo y las nubes del alma”. El libro está editado por Duomo Ediciones y es una verdadera delicia, aparte de una fuente de tradiciones y curiosidades del modo de vivir tradicional japonés y budista.

Duomo_COBERTA_Manual_de_limpieza_esp - Copia.indd

El libro en cuestión no hace si no ahondar en algo tan sencillo como que la limpieza y el orden, máximas de la práctica zen, no solamente son beneficiosas para quien está en los aposentos debidamente limpios, sino, lo que es más importante, para la propia alma y espíritu. La limpieza nos serena, nos da paz, nos purifica y nos ofrece una oportunidad para meditar. Lo que este monje nos invita a hacer con este libro es a vivir el presente a través de la limpieza regular del hogar, convirtiendo estos quehaceres en un auténtico ejercicio espiritual.

El libro comienza con unas reglas básicas de limpieza basadas en el día a día de un templo budista y continúa con los preparativos y objetos necesarios (este capítulo es totalmente una curiosidad sobre instrumentos que, mucho me temo, por aquí sería imposible conseguir… más teniendo en cuenta que en nuestras casas no hay paredes con paneles de papel ni nada parecido…). Prosigue con las diferentes estancias que hay que limpiar y consejos varios para ordenar y limpiar el baño, la cocina, los efectos personales, las habitaciones y los espacios exteriores. Los dos últimos capítulos se refieren a la higiene personal y limpieza del alma y un capítulo final sobre “cuando termina la limpieza”.

Un libro “de verano” que ya termina, para disfrutar con los consejos y para tomar con más alegría y satisfacción la limpieza, como parte de nuestra purificación interna.

“Nosotros no limpiamos porque esté sucio o desordenado sino para librar al espíritu de cualquier sombra que lo nuble”.

sonreír

Las últimas investigaciones certifican algo que más o menos sabíamos o intuíamos: los gestos físicos no solo son el reflejo de tu estado interior si no que la relación, en gran medida, puede ser al revés.

Una persona que baje los hombros e incline la cabeza hacia abajo, irremediablemente se sentirá con el ánimo más bajo en cuestión de minutos. De ahí la expresión “estar cabizbajo”. En cambio, si esa persona endereza la espalda y levanta la cabeza, su estado de ánimo mejorará en poco tiempo también.

Por eso la sonrisa es tan importante para equilibrar nuestro interior. La sonrisa no solo es el reflejo de nuestra paz y felicidad interna, si no que si nos acostumbramos a sonreír en el día a día, sin un aparente motivo, esto mejorará considerablemente nuestra vida, interna y externamente, y la de los demás.

Así que, ¡sonriamos!

tumblr_nrdw6sqLrV1rb49g3o1_1280

un país de solidaridad

Estamos a mediados de enero y la vida transcurre sin prisa pero sin pausa y aunque en nuestro Pueblo la mayoría social y política quiere seguir avanzando con determinación hacia un futuro más justo sigue habiendo quien pretende parar esta corriente de solidaridad que se llama Euskal Herria sin querer darse cuenta que eso, simplemente, es imposible.

F8wokRaG

Han sido días de solidaridad porque si este Pueblo se llama el País del Euskara por su idioma, debería llevar el sobrenombre de “Solidaria”, porque ese es quizás el valor humano, personal y colectivo, que más le ha caracterizado históricamente y más en las últimas décadas. El pasado sábado 10 de enero, nuevamente, tal y como se ha hecho en los últimos años, decenas de miles de personas dieron la bienvenida al nuevo año reclamando el respeto a los derechos de las presas y presos políticos vascos y exigiendo el fin de la política criminal de dispersión. Fue una marcha que ocupó nuevamente las calles centrales de Bilbo con un grito silencioso y unánime exigiendo que el Estado español y su gobierno den un giro de 180º y empiecen a poner en marcha políticas respetuosas con los Derechos Humanos y que permitan avanzar en el largo camino que nos queda hacia la justicia, la decisión, la convivencia y la paz.

Apenas dos días después asistíamos, en medio de la impotencia y de la rabia, a la detención de 16 personas en Euskal Herria. De nuevo una operación, continuación hasta en el nombre, de la razia policial que se desarrolló hace justo un año y cuyo objetivo primero era y es la asistencia jurídica de que las presas y presos vascos disponen. El objetivo principal puede encuadrarse en los intentos, cada vez más desesperados, del gobierno del PP y del Sistema español para seguir entorpeciendo, no solo el camino hacia la resolución del conflicto, si no la determinación mayoritaria para lograr un cambio social y político que de la vuelta al País. Repetimos imágenes y respuestas que se empeñan en no dejarnos olvidar y otra vez tuvimos que esperar detrás de una valla policial mientras registraban los despachos de abogados y abogadas. De nuevo nos concentramos frente a la sede del Partido Popular gritando al unísono Je Suis Basque, a ese partido cuyo presidente, y jefe del gobierno español, vimos en el acto propagandístico que prepararon al albor de la manifestación de apoyo al semanario Charlie Hebdo. La misma persona que, aunque sea propagandísticamente, participaba en una manifestación a favor de la libertad de expresión en el Estado francés, al día siguiente daba un golpe a las libertades y al derecho de defensa, maquillado con un supuesto delito fiscal.

Una de las fotografías de esa operación que ha quedado para siempre en la retina de los ojos de este Pueblo fue la de los agentes de la Guardia Civil contando el dinero recaudado en la manifestación del sábado, como salteadores de caminos, cual botín de mangantes, sin darse cuenta que podrán robarnos todo el dinero que sea, de hecho sus jefes lo hacen todos los días, pero lo que nunca van a poder quitarnos es la solidaridad que inunda Euskal Herria. La otra es la de Jaione Karrera sonriendo, desbordando dignidad, y sonriendo mientras era introducida detenida en el coche policial. Me quedo con esa sonrisa que da mil vueltas a quien es capaz de robar a un Pueblo y a quien intenta día a día dejar sin salida a todo un Pueblo. Ayer por la noche empezaron a salir en libertad algunas de las personas detenidas. En el día de hoy siguen volviendo a sus casas y a sus despachos de abogados el resto de detenidos y detenidas.

_carrera_52b04f8c

Intentan atrapar y parar la corriente de un río de solidaridad robando incluso el fruto de la propia solidaridad, sin saber que lo único que nos roban es el dinero, porque la solidaridad sigue y seguirá marcando en gran medida los pasos que con determinación va a seguir dando este Pueblo. El sábado volveremos a inundar de solidaridad esta vez Donostia, en favor de los DDHH, la resolución y la paz.

He leído esta mañana algo que ha escrito Iker Casanova en su perfil de Twitter que creo resume perfectamente lo vivido estos días:

Captura de pantalla 2015-01-14 a las 14.17.28

Este artículo está tomado de una colaboración para el programa La escotilla, de Eguzki Irratia, que ha sido emitido hoy miércoles 14 de enero.